• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Del 25 al 31 de agosto en Chichigalpa se efectuará una jornada médico quirúrgica para pacientes con labio y paladar hendido que no han recibido ningún tipo de tratamiento.

Aproquen informó que la jornada médica se realizará en el Hospital Alfredo Pellas, del Ingenio San Antonio. Las personas interesadas podrán llamar al teléfono 2276-0888 para solicitar la información que requieran.

Las evaluaciones, dijo Aproquen, serán a partir del día 25 de agosto a la 8:00 a.m. para pacientes con labio y paladar hendido vírgenes, es decir, que no han sido operados.

“Hacemos nuestra extensiva invitación a la población en general para que acuda y reciba la atención requerida de manera gratuita. Aproquen asumirá los costos de alimentación y alojamiento para los pacientes y un acompañante”, dijo Vivian Pellas, fundadora y presidenta de Aproquen.

Debido a que el labio y paladar hendido es una condición que afecta los huesos maxilares de la cara, es preferible tratar a los pacientes desde que son pequeños. Archivo/END

El labio leporino es una malformación genética que se da cuando el tejido que forma el paladar y el labio superior no se une correctamente durante la gestación. Por otro lado, el paladar hendido es cuando únicamente este tejido no presenta una unión normal.

En síntesis, el paladar hendido y el labio leporino son defectos congénitos que ocurren cuando el labio superior y el paladar no se desarrollan correctamente. Esto sucede en los primeros meses de embarazo y un bebé puede tener paladar hendido o labio leporino, o ambos.

Los niños con esta afección pueden tener problemas para comer o hablar. También pueden tener infecciones de oídos, pérdida de audición y problemas con sus dientes.

Debido a que el labio y paladar hendido es una condición que afecta los huesos maxilares de la cara, es preferible tratar a los pacientes desde que son pequeños.

A menudo, una cirugía puede cerrar el labio y el paladar. La cirugía para el labio leporino se hace, generalmente, antes de los 12 meses de edad. La cirugía para el paladar hendido se realiza antes de los 18 meses.

Con tratamiento, la mayoría de los niños con hendiduras orofaciales tienen buenos resultados y una vida saludable.