• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Las fiestas de Santo Domingo de Guzmán concluyeron este sábado, 10 de agosto, con una gran participación de fieles católicos que acompañaron a la imagen hasta las Sierritas, en una romería que el cura José Colato, párroco de la iglesia que lleva el nombre del santo, la dedicó para que Nicaragua alcance la paz.

“Queremos pedirle al Señor que nos acompañe siempre, en este peregrinar, en la búsqueda de la gracia. Pidamos por la paz en el mundo, por la paz en Centroamérica y sobre todo por la paz en Nicaragua”, dijo el padre José Colato, párroco de la iglesia de Santo Domingo de Managua.

Durante la misa de salida de la parroquia Santo Domingo en Managua, Colato, mayordomo de las fiestas, puso como intención de la misa que Nicaragua alcance la paz y al salir la imagen de la iglesia se escuchó el grito de “¡Viva Nicaragua Libre!”.

La imagen comenzó su camino de regreso con unos 15 minutos de retraso. La subieron al barco a la 7:30 a.m. para recorrer las calles del mercado Oriental y pasar por el Gancho de Caminos.

En comparación con el año pasado, la imagen estuvo mayor tiempo en el popular Gancho de Caminos, en el Mercado Oriental, disfrutando así los feligreses de un momento ameno de baile al son de bandas filarmónicas y chicheros.

Posteriormente, pasó por la rotonda Cristo Rey, a eso de la 11:00 de la mañana, y luego continuó su trayecto hacia la rotonda Centroamérica, La Morita y hasta llegar a las Sierritas de Santo Domingo, donde estará durante un año.

A paso lento

El paso que llevaba la imagen de Santo Domingo para pasar por puntos clave era un poco lento, porque muchos feligreses querían estar más cerca, a pesar de la solicitud que reiteradas veces hacían los mayordomos para que dieran espacio a los cargadores para avanzar con mayor rapidez.

El padre Colato pidió una mente más amplia y un corazón nobel al concluir con las fiestas.

Aunque el cordón de seguridad de la imagen no era llevado por agentes de la Policía Nacional, la presencia de los mismos era fuerte durante todo el trayecto.

Mayor religiosidad

Durante el recorrido de la imagen hacia a las Sierritas de Santo Domingo, los feligreses rezaban el rosario.

En el camino se regalaban rosarios y volantes para que todos se unieran a una misma celebración, lo que demuestra que se observó mayor religiosidad en las fiestas, así como lo expresaban sus mayordomos.

El padre Boanerges Carballo, de la parroquia de Las Sierritas de Managua, dijo que los nicaragüenses con la festividad de Santo Domingo han sido “en medio de una situación compleja en la que hemos estado viviendo, un oasis de alegría, de devoción y de fortaleza espiritual para seguir afrontando los desafíos”.

Al entrar la imagen a la iglesia de Las Sierritas, se llevó a cabo una trifulca dentro del templo, por lo que tuvo que intervenir la Policía, desconociéndose si hubo detenidos.

“Sí se pudo”, coreaban las personas dentro del templo al finalizar la romería en Las Sierritas.

Las festividades de Santo Domingo, este 2019, contaron con un reducido desfile hípico el pasado primero de agosto y este 10 de agostoesa actividad se suspendió.

En el desfile hípico del primero de agosto participó una cantidad de reducida de caballistas en comparación con años anteriores.

Ventas bajas

Los dueños de los populares chinamos afirmaron que, en comparación con el 2018, cuando en las fiestas no había gente a partir de la 8:00 de la noche, este 2019 la participación de capitalinos mejoró, aunque aún no se compara a antes del 2018.

Juan Carlos López, vendedor ambulante, asegura que las ventas estuvieron muy bajas, en comparación con otros años, aunque mejor respecto a 2018.

"El año pasado no vino nadie por los enfrentamientos, este año se ve una leve mejoría, pero todavía son muy pocas las ventas", dijo el comerciante.