•  |
  •  |
  • END

Un retrato de lo que sucede con la fauna de nuestro país es lo que se aprecia con cuatro cusucos de apenas tres días de nacidos, cuya madre fue cazada por depredadores humanos con el fin de conseguir dinero.

El ambientalista Kamilo Lara denunció que en el país existen grupos organizados para la caza de animales, que sin importar el impacto ambiental que causan, utilizan la fauna existente para obtener dinero.

Lara, a pesar de ser Master en Ciencias Ambientales, no se quedó con la prédica de defender a los animalitos, sino que ha hecho de padre en las últimas 48 horas. Buscó un pequeño biberón, fue a comprar leche y se ha dedicado a amamantar a cuatro cusuquitos o armadillos. Los mismos fueron hallados por pobladores de Sabana Grande, en Managua, a punto de ser devorados por las hormigas.

Según el ambientalista, entre Cofradías, Sabana Grande y Veracruz existe un reducto de bosque que sirve como reserva para la fauna y donde habitan especies de todo tipo. En ese lugar, grupos de jóvenes y adultos se organizan para cazar iguanas, ardillas y cusucos, entre otros.

Para las pachangas

Ahí los pobladores denuncian que hasta por encargo se comercializan los animales, y que los “depredadores humanos”, luego de adquirir dinero por la venta de éstos, lo consumen en licor y fiestas.

Lara asegura que estas personas incurren en un delito ambiental, ya que estas especies se encuentran en veda y son protegidas por la Ley General de Medio Ambiente. “Ellos no saben el daño que le hacen al ecosistema y destruyen nuestra fauna”, comentó Lara.

“Si continuara esta práctica ilegal, habría una ruptura en el ecosistema, y si llegasen a desaparecer habría una sobrepoblación de insectos dañinos para la agricultura”, aseguró el ambientalista, quien denunció que en las zonas semi rurales del país, es donde se presenta en mayor escala este fenómeno.

Ley de Veda que no se aplica

Lara considera que las autoridades deberían poner más énfasis en la caza ilegal de las especies, y que las leyes que protegen la fauna deberían aplicarse ya que actualmente no se conoce de ningún proceso legal en contra de estos depredadores. Asimismo, invitó a ambientalistas y a organizaciones que protegen el ecosistema a que aporten en la construcción de un centro de rescate de fauna --aún no existente en el país--, que ayude a sobrevivir a especies en peligro como éstas.

Los cusucos son una rara especie que se reproduce sólo una vez al año y se encuentra en peligro de extinción. Para que estos animales puedan sobrevivir, necesitan de alimentación artificial y serán llevados al centro de veterinaria de la Universidad de Ciencias Comerciales (UCC), donde intentarán mantenerlos con vida para luego ser liberados en alguna área protegida.