• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Integrantes del Movimiento Campesino de Nicaragua denunciaron este lunes ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), que sufrieron asedio por parte de las autoridades policiales y motorizados, cuando ingresaron al país tras participar en una marcha en Costa Rica.

Según la denuncia, Freddy Navas y Kenia Gutiérrez, miembros del Movimiento Campesino, sufrieron asedio en la frontera de Peñas Blancas, mientras Medardo Mairena y Pedro Mena, en el aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino.

De acuerdo con el testimonio de los afectados, agentes de migración los retuvieron y posteriormente motorizados los siguieron por las calles de Managua.

Freddy Navas dijo a la CPDH que al llegar a la estación de bus, procedente de Costa Rica, eran esperados por un grupo de motorizados, quienes siguieron el taxi en el que se transportan.

"Pidieron papeles al conductor, no nos preguntaron nada, ni nos dejaban salir del taxi. Ordenaron al conductor que los siguiera (a los motorizados) y entonces reclamamos”, explicó Freddy Navas.

Por su parte Kenia Gutiérrez, dijo que escuchó a los motorizados hablar sobre detenerlos, sin embargo la gente que estaba en la estación de bus, se acercó y los motorizados al final retrocedieron y se retiraron.

Kenia Gutiérrez también denunció que en la frontera fueron interrogados por agentes de inmigración, pero en incidente no pasó a más.

Cientos de nicaragüenses participaron ayer en San José, Costa Rica en la denominada “Marcha por la unidad”, convocada por el Movimiento Campesino, con el fin de protestar contra el Gobierno de Nicaragua y exigir la libertad para las personas que aún permanecen detenidas por haber participado en las protestas, justicia y democracia.

Desde que fueron excarcelados, varios manifestantes han denunciado que son víctimas de asedio e intimidación por parte de la Policía y simpatizantes del Gobierno.