•  |
  •  |
  • END

La profesora nicaragüense Elba Rivera figura entre ocho mujeres líderes de países en desarrollo que ayer abogaron ante los países más ricos del mundo reunidos en Roma, Italia, por la reducción de la mortalidad materna.

Junto a Rivera, firmaron la carta la ex Presidenta de Irlanda, Mary Robinson, y dos premios Nobel de la Paz, quienes apoyaron ayer una petición para que los líderes del Grupo de los Ocho (G8, los siete países más ricos y Rusia) tomen medidas destinadas a impedir la mortalidad materna.

En una nota divulgada ayer en Londres, se informó que ocho expertas en sanidad y educación de países en vías de desarrollado, agrupadas bajo el lema “W8”, piden en una carta al G8 que actúe para prevenir la mortalidad de mujeres al dar a luz, pues hay medio millón de víctimas al año.

El apoyo a las ocho mujeres procede de Robinson, ex Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, y de Jody Williams y Máiread Maguire, ambas galardonadas con el Nobel de la Paz.

En la carta enviada a los ministros de Desarrollo del G8, que se reúnen este jueves y viernes en Roma, antes de la cumbre del grupo que se celebrará en Italia el próximo julio, las mujeres del “W8” pidieron que los líderes de los países más ricos del mundo cumplan con sus promesas de apoyo y financien sistemas sanitarios en los países en vías de desarrollo para ayudar a las embarazadas y los niños.

Drama que duele

“¿Es aceptable que en este 2009 mueran al dar a luz más de medio millón de mujeres? Es decir, una cada minuto. Si la respuesta es no, entonces el camino hacia la solución está claro.

El G8 debe apegarse a sus promesas de respaldar y financiar los sistemas de salud de países en vías de desarrollo, y que éstos sean gratuitos para las mujeres embarazadas, niñas y niños. Con su respaldo, parteras y personal médico pueden ser reclutados y preparados, y muchas vidas podrán ser salvadas”, dice parte de la carta.

Las expertas agrupadas en el “W8” son: Sandhya Venkateswaran, Miranda Akhvlediani, Rokeya Kabir, Kadiatou Baby Maiga, Jiraporn Limananont, Leonor Magtolis Briones, Elba Rivera-Urbina y Dorothy Ngoma, representantes de movimientos en favor de la sanidad y la educación de la India, Georgia, Bangladesh, Mali, Tailandia, Filipinas, Nicaragua y Malawi, respectivamente.

“Se requieren 10.2 mil millones de dólares adicionales por año para atender a las madres y recién nacidos de los países pobres. Los líderes del G8 cuentan con el poder para proveer esta cifra. El G8 debe asegurar ahora a los países del mundo que no pueden costear esta inversión, que las madres, las niñas y los niños no serán abandonados”, dice el texto.