• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Los padres de Haley Anderson, la joven universitaria asesinada en Nueva York el año pasado, figuran entre los ocho testigos civiles con que cuenta la Fiscalía nicaragüense para demostrar en un juicio la culpabilidad del nicaragüense , quien tiene 17 meses de estar detenido en Nicaragua.

Gordon Anderson y Karen Anderson, los padres de Haley, afirman que su hija tenía un noviazgo con el nicaragüense Tercero desde el año 2017 y el 8 de marzo del 2018 este la mató.

En la acusación por femicidio presentada este lunes por la Fiscalía nicaragüense contra Enrique Tercero, en el Juzgado Primero Especializado en Violencia de Managua, se indica que el reo celaba a Haley Anderson por su amistad con su exnovio Kevin Ocampo, al extremo de asediarla para constatar si ambos se reunían.

El exnovio de la joven estadounidense figura también entre los ocho testigos que presentará la Fiscalía en el juicio.

Completan la lista de testigos cinco amigas de la víctima, dos de ellas compañeras de apartamento de Haley Anderson.

En el juicio, cuya fecha de inicio se conocerá el próximo 23 de agosto una vez concluya la audiencia inicial, esos testigos brindarán su testimonio por videoconferencia, según lo previsto por las autoridades nicaragüenses.

Niegan extradición

La jueza Primero Distrito Especializada en Violencia de Managua, Ingrid Betancourt, dictó 10 días de prisión preventiva para Tercero.

Además, las autoridades nicaragüenses negaron la solicitud que había hecho el Gobierno de Estados Unidos para extraditar a Tercero Moreno.

Este crimen, que según la leyes nicaragüenses es tipificado como femicidio, aconteció el 8 de marzo del 2018 en el apartamento de Tercero, en la ciudad de Binghamton, estado de Nueva York.

El proceso judicial para Orlando Tercero se realiza en Nicaragua, por ser hijo de padres nicaragüenses, indica una sentencia de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

¿Cómo sucedió?

La acusación señala que Orlando Tercero le quitó la vida a Haley Anderson “cuando ella estaba ebria, lo que la puso en condición de indefensión frente a su agresor”.

Después de cometer el asesinato, Orlando Tercero dejó el cadáver de la joven sobre la cama y redactó una nota que encontró la Policía de Nueva York, que dice: “Nunca imaginé hacer esto. Lo siento”.

La acusación expuesta por la fiscal Rosa Espinoza, de la Unidad de Género del Ministerio Público de Nicaragua, indica que el acusado, en la noche del mismo día del crimen, abordó un avión con destino a Nicaragua, ingresando a este país el 9 de marzo de 2018.

Las autoridades policiales de Nueva York se enteraron del crimen luego de que Sonia Tercero, hermana de Orlando, pidió a las autoridades que registraran el apartamento de este por temor a que se hubiese hecho algún daño, porque ella había recibido un mensaje de texto con las mismas palabras de la nota encontrada por la policía.

Una vez en Nicaragua, Tercero se dirigió al barrio Santa Ana, en Chinandega, donde habitan sus familiares, pero fue capturado por la Policía nicaragüense el 13 de marzo de 2018 en León.

La acusación señala que Orlando Tercero le quitó la vida a Haley Anderson cuando ella estaba ebria. Archivo/END

Desde entonces, hasta hoy, el hombre acusado de femicidio permaneció en prisión a la espera de que la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua resolviera la solicitud de extradición enviada por las autoridades estadounidenses.

Precisión de hechos

La defensora pública Adriana Obando, quien asumió la defensa de Tercero en la audiencia preliminar de este lunes que duró una hora y 5 minutos, pidió que la acusación sea rechazada, alegando que esta carece de precisión de los hechos.

La audiencia inicial quedó programada para el 23 de agosto a las 9:00 a.m. en el Complejo Judicial de Managua.

Orlando Tercero estaba en el último año de la carrera de Enfermería en la Universidad de Binghamton y la víctima también estudiaba esa carrera.

El supuesto femicida fue requerido por las autoridades policiales de Nueva York bajo la figura de “persona de interés”.

Orlando Enrique Tercero Moreno.  Ernesto García/END

En EE. UU., familiares y amigos de la víctima montaron una campaña dirigida a las autoridades estadounidenses, demandando justicia para Haley Anderson.

En la campaña piden firmas y señalan que el Gobierno de Nicaragua seguramente llevará años para decidir sobre un castigo para el presunto autor de la muerte de la joven, por lo cual piden que sea juzgado en EE. UU.

Según reportes de medios estadounidenses como el New York Post y la revista Times, basados en el testimonio de una amiga de la víctima, Tercero Moreno estaba obsesionado con Anderson.

“Sabíamos que tenía algo de fijación con ella, incluso sus amigos (de él) lo dirían”, dijo a Time, Mishela Topalli, compañera de habitación de Anderson.