• |
  • |
  • Edición Web

Miembros de la Unión de Presos y Presas Políticas de Nicaragua (UPPN), realizaron un bazar en la Universidad Centroamericana (UCA), en donde manifestantes excarcelados vendieron artesanías que aprendieron a elaborar cuando estuvieron en prisión.

El bazar se realizó como una forma de solidaridad con los excarcelados que están viviendo una difícil situación económica, según explica Alan Gabriel Gómez, del colectivo de artesanos excarcelados.

Erika Amaya Zapata, de Managua, quien estuvo encarcelada en El Chipote, dijo que llegó a la UCA para apoyar a sus compañeros de UPPN y a vender artesanías que expresos le enseñaron a hacer con manila, nylon, hilo y madera, ahora con eso se ayuda económicamente.

“Ellos nos enseñaron a elaborar pulseras y nosotros con nuestra imaginación creamos otros productos y esperamos que los estudiantes y el público nos ayuden comprando”, dijo Amaya Zapata.

Por su parte Patricia Lainez, de León, quien estuvo presa 3 meses en la cárcel de mujeres La Esperanza, dijo que en este trabajo le ayuda su hijo de 20 años, quien también estuvo encarcelado en La Modelo, a elaborar pulseras, brazaletes y otros productos con materiales color azul y blanco, símbolo de la lucha antigubernamental.

De forma simultánea al bazar se realizó un plantón cultural donde se entonaron canciones alusivas a las protestas y los presentes gritaron consignas contra el Gobierno de Nicaragua.

Como en anteriores plantones realizados por estudiantes de la UCA dentro del recinto universitario, oficiales de la Policía de Nicaragua asediaban el lugar apostados cerca de la parada de buses y por donde fue la emisora “Tu Nueva Radio Ya”.

Desde inicios de marzo, un grupo de estudiantes de diferentes carreras se organizaron para reanudar las protestas que iniciaron en abril de 2018. Ellos lo llaman “actividades para mantener la llama de la lucha cívica encendida”.