• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo en el acto del 39 aniversario de la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua que el Gobierno iniciará de nuevo los estudios medioambientales para analizar la viabilidad de la construcción del gran canal interoceánico.

El Nuevo Diario comparte íntegro el discurso completo:

Hermanos nicaragüenses, familias de esta tierra que dieron hijos como Diriangén, como Andrés Castro, (Augusto César) Sandino, como Carlos Fonseca, como Tomás (Borge). Hoy 13, cumpleaños de Fidel (Castro) y de Tomás (Borge).

Recuerdo y lo comento nuevamente, que en el mes de octubre hicimos un recorrido por las minas en 1879. Fuimos al triángulo minero. Nos acompañaba el escritor Julio Cortázar. Íbamos caminando por las calles, destacaba la altura de Cortázar. Nos acompañó René Vivas y otros compañeros, lo recuerdo.

Íbamos a ese acto, se suponía que regresábamos a Managua, ya que se había instalado el Gobierno, la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional. Ya para septiembre se había emitido el decreto de la creación del Ejército, un ejército que en ese momento era una fuerza guerrillera, sentaba las bases, sin mayores armamentos, sin medios aéreos, sin medios blindados y sin medios navales.

Íbamos a hacer un recorrido por la costa. No conocía la Costa (Caribe). Aunque Humberto (Ortega) había nacido en la Costa. Iba Rosario, iba un periodista cubano que ya falleció. Era Pedro Lovaina. Hicimos el recorrido por tierra, nos desplazamos por el llano, conociendo Nicaragua. Esa otra gigantesca parte de Nicaragua que entonces desconocíamos. Llegamos a Puerta Cabezas. Nos empeñamos que su nombre era Bilwi. Fuimos a algunas comunidades Mayangnas, donde había población afrodescendientes. Todavía no había nacido formalmente la marina, no se había constituido oficialmente la marina y llegando a Bilwi, nos encontramos con un guardacostas.

Fuimos con Rosario, estábamos conociendo por primera vez esa parte de Nicaragua. Empecé a conversar con los compañeros, era un guardacostas de los que tenía el ejército de (Anastasio Somoza Debayle) Somoza, como sabemos había sido formado, entrenado y dirigido por los oficiales del ejército norteamericano.

Le había gestionado, a través de Israel, ese guardacostas. Tenían unos aviones, con estos aviones nos vimos la cara en octubre, en el primer combate donde teníamos que luchar con una ametralladora calibre 30. El avioncito volando cohetes, nos estaba apuntando. Luego llegaron los helicópteros para ayudarnos. Cogió la tarde, cesó el combate y le decía que en Bilwi nos encontramos con este guardacostas. No conocíamos un guardacostas, era sólido, de buena contextura. No diría que cuántos guardacostas encontramos de fabricación israelí, estoy seguro de que ahí encontramos ese guardacostas. Los miskitos nos explicaban, ellos nos decían que ellos podían manejar el guardacostas, encontraron el guardacostas en el mes de julio del 79. Había pasado agosto, septiembre, para octubre tenía dominio del manejo del guardacostas. Eran grandes navegantes los miskitos. (Le pregunté) ¿Ustedes se siente capacitados para que hagamos un recorrido hasta Bluefields? ¿Han hecho ese recorrido?

Llegamos, empezamos el recorrido en el guardacostas, empezamos a navegar desde Bilwi, buscando para el sur. Recorriendo las costas de la Región Autónoma del Caribe Norte. Había el puerto de Santa Isabel, recuerdo de que ahí desembarcamos, recorrimos el pueblo. Ya acercándonos a Bluefields, nos detuvimos frente a una comunidad donde no había puerto, cuando nos detuvimos frente a la comunidad, inmediatamente salieron de la comunidad los comunitarios con sus botes para acercarse al guardacostas, no había otra forma de llegar a la comunidad. El acceso era, y eso lo sabían los comunitarios, a través de barcos que se paraban en la comunidad, son gente que llega a dar su vuelta.

Descendimos del guardacostas, y nos bajamos en los barcos. Descubrimos el primer sitio que conocíamos de esta zona, totalmente, envuelta y cobijada con la naturaleza. Ahí nunca entró un vehículo. Nos extrañamos cuando vemos las casitas, no había cerco de piedra, ni de madera ni cerco de alambre que dividiera un lote de otro lote. Una comunidad donde las gallinas, los cerdos y los chanchitos se movían libremente, (tenían) un sentido comunitario que nos asombraba. Era como un sueño, estábamos acostumbrados (a decir) esto es tuyo y esto es mío. (A dividir las propiedades) Con cerco, ahí no.

Conversando con los comunitarios, las comunidades tenían y tienen su propia directiva.

Entramos a la Región Autónoma del Caribe Sur, nos fuimos acercando a una comunidad donde sí se podía entrar, había desembarcadero, donde nos estaban esperando con un clarinete, con un trombón, (ahí estaba) el poeta Carlos Rigby, en Laguna de Perlas.

Entrar a la comunidad era entrar a una Laguna de Perlas, (se miraba) la belleza y la armonía con la naturaleza, ahí se sentía la fuerza de la música afrodescendientes. Luego estábamos a un paso de Bluefields, la capital del Caribe Sur.

Sabíamos que por ahí estaba Corn Island, (debíamos navegar) mar adentro. Le pregunté a los marineros que si entrando en Corn Island, ¿podíamos devolvernos? Entonces ellos leyeron las cartas (la cartografìa), eran marineros de pesca, entonces empezaron con las cartas que tenían. Estudiaron las cartas. (Dijeron que) podíamos llegar, (y dijimos) vamos a Corn Island. Cuando habíamos pasado una hora, empiezó la tormenta, a mar adentro, una tempestad, (sonaba) la lluvia y los truenos. Nosotros (estábamos) bastantes preocupados, los miskitos gritaban de alegría, se sentían con dominio del mar. Sentían que estaban en su propia hábitats. Seguíamos navegando en medio de la violencia y del oleaje, corría el tiempo y no veíamos (las) luces ¿Quién sabe dónde vamos a parar? Teníamos dudas, ya pasamos Corn Island y quien sabe donde estamos. De pronto empiezan a gritar los miskitos, nos aproximamos, llegamos a Corn Island, todos respiramos. Luego fue el retorno con más confianza y luego el retorno a Managua.

Ese fue, si se quiere, el primer guardacostas. En ese momento, con esa travesía estamos bautizando el primer guardacostas de la Fuerza Naval que ahí estaba bullendo (naciendo).

Hoy estamos en el 39 aniversario de la constitución ya, como institución.

Le informaba a nuestro pueblo, al comandante en Jefe del Ejército, el general Julio César Avilés, que ahora tenemos dos corvetas fabricada en Holanda. (También) Otros barcos para proteger nuestras costas, (para) combatir el narcotráfico, proteger la pesca, la que era de mayor dimensión y que teníamos en el Caribe, ahora están en la zona del Pacífico.

Tenemos otros guardacostas, que hacen que tengamos una Fuerza Naval que alcanza la capacidad operativa tanto por los medios navales y por la capacidad de los marineros para poder reguardar la soberanía nacional.

Realizamos labores en las elecciones recientes en la Costa del Caribe, es determinante la Fuerza Naval para que puedan realizarse las elecciones con el traslado del material electoral. Igual cuando hay huracanes, cuando el tiempo está amenazando, la Fuerza Naval debe guardar a los pescadores, tienen que platicar con ellos en Cayos miskitos, no quieren dejar la casita, hay que ir a hablar con ellos, que realmente viene una tormenta que pone en riesgo sus vidas. Al final evacúan, la Fuerza Naval los vuelve a llevar. ¡Cuánto trabajo, cuánto disciplina y conciencia de parte de los compañeros que son miembros de la Fuerza Naval!, compañeros y compañeras.

El trabajo demanda de mucho sacrificio porque no es el trabajo de las ocho de la mañana a cinco de la tarde, o de cinco de la mañana a diez de la noche. Es un trabajo sin horarios, un trabajo donde no se puede planificar una visita tal día.

Es admirable el trabajo del soldado y de la policía, porque no sabemos cual el horario. Ellos, están dispuestos a ofrendar su vida para defender a su familia, a la patria. Un trabajo noble que exige mucha ideología, mucha conciencia y, ¿cuál es la ideología que tienen que privar? (Es) la ideología de la solidaridad, de ese principio cristiano de amar al prójimo como así mismo.

La Fuerza Naval y las instituciones de la Policía (Nancional) y el Ejército, ahí al lado de las familias, haciendo una sola familia, que es lo que explica el respeto que gozan los soldados y los policías de parte de las familias de la ciudad y del campo.

Concluimos saludando a los familiares de los héroes y familiares, que han dado su vida trabajando desde la Fuerza Naval. Saludando muy especialmente al vicealmirante Juan Rodolfo Pardo Aguilar, comandante de la Marina de Guatemala y contraalmirante Efraín Hernández de Honduras.

Daniel Ortega, presidente de Nicaragua. Archivo/END

Queremos concluir, dando referencia de Manuel Coronel, que está al frente de las autoridad del Gran Canal, sigue al frente.

Un proyecto que tiene el respaldo de la inmensa mayoría, un proyecto que tengo aquí. Esto (presenta un libro) está en la biblioteca del Congreso, hemos hablado de esto con Estados Unidos. Grover Cleveland, el presidente de Estados Unidos, es de la época, se dirigió al Congreso y le remitió estos estudios, por su propia iniciativa, por la fuerza que tenían, el gobierno de los Estados Unidos por instrucciones del Congreso hizo los estudios.

Este estudio lo hizo ingenieros del Ejército de la Fuerza Naval de Estados Unidos. Hicieron la ruta natural del gran canal, cruzando por el lago (Cocibolca). Estaba el canal hecho, hicieron el estudio, ¿le pidieron permiso al pueblo de Nicaragua? Estados Unidos necesitaban un canal, era el punto que tenía las mejores condiciones.

De hechos habían funcionado como canal en la fiebre del oro en Estados Unidos. La gente que cruzaba aquí, corriendo miles de riesgo, había resistencia indígena, desierto, (hubo) unas empresas norteamericanas muy hábiles. Aquí está la oportunidad, se dijeron. Inició la ruta del tránsito, salían los barcos al Río San Juan, habían barcos grandes, pasaban a barcos pequeños y a lanchitas, recorrían el río y el lago. Recorrían 14 kilómetros, y en Brito, estaban esperando barcos grandes, luego iban a San Francisco miles de norteamericanos. Se abrió otra ruta en Panamá.

Antes, desde que llegaron los españoles a apoderarse de esas tierras, la población indígenas empezó a dar la lucha con los ingleses, porque los ingleses quería apoderarse de Nicaragua. Aquí no había gran cantidad de oro que era lo que buscaban los colonizadores, porque tanto los ingleses como lo españoles. Decían, el que domine la ruta en Nicaragua va a dominar América Latina. En ese momento no tenía todo el poder Estados Unidos, luchaba España y los ingleses. Peleaban la zona del Caribe, esa zona que era dominaba por los ingleses, entraban en el Río San Juan para tomar El Castillo, donde está la entrada del desaguadero del río

Hasta el almirante (Young) Nelson, logró posicionarse, los españoles lograron encararlo. Dos potencias disputándose una tierra que no les pertenecía.

Luego entraron los Estados Unidos, vino (William) Walker, en el periodo de la ruta del tránsito para adueñarse de México para luego instalar el poder. Walker pertenecía a las fuerzas derrotadas. Los que trajeron a Walker, traían a un ideólogo racista, supremacista, y lo nombraron presidente de Nicaragua. Empezó la batalla. Walker, habiéndose derrotado, encendió Granada. Dejó el rótulo:'Aquí fue Granada '.

Daniel Ortega y Rosario Murillo. Archivo/END

(Hace referencia al libro) Ya les decía, este es un documento que dice mucho, primero, no es una locura pensar en un canal por Nicaragua. Estados Unidos decía, América para Estados Unidos. No quería la competencia de Europa. Llegaron a acuerdos con los británicos.

Los estudios que fueron haciendo en la zona, dice: ' Nicaragua, canal, esto está en inglés. Localización y luego del Atlántico al Pacífico '. (Risas). Lo presentaron en ese periodo. Luego se discutió en el Congreso si el canal (se realizaría) por Nicaragua o por Panamá, se decidió por el canal que pasaba por Panamá. Aquí están los estudios, son trabajos hechos por ingenieros y por especialistas. Un estudio completo. Profundidades, esto está lleno, es un estudio completo, ¿se consultó al pueblo nicaragüenses? ¿se hizo un convenio por puro respeto? Se hicieron los estudios y a discutirse en Washington por donde iba el canal, o por Panamá o por Nicaragua.

Nosotros no hemos renunciado, al contrario, tenemos con el pueblo nicaragüense, históricamente tenemos el compromiso, que se haga una realidad el canal.

Se ha trabajado. Está en una fase para realizar los estudios medioambientales, incluso, estando el presidente Barack Obama en una reunión en Costa Rica. Estábamos de pie, conversando, ya estaba el tema con el canal, estaba constituida la autoridad del canal. Las autoridades costarricense, (seguían) con su típica plática. Nosotros no respondíamos, nada ganábamos con ponernos a pelear. Estaba la presidenta de Costa Rica (Laura) Chinchilla, estaba el presidente (Ricardo) Martinelli, y digamos que estresaba como reaccionaban. Le dije al presidente Obama que ya se está empezando los estudios para la construcción del canal, lo estábamos estudiando con una empresa china, con empresas europeas, rusas, que participara la comunidad internacional, que se acerca una obra grande.

Le dije a la presidenta (Laura Chinchilla), el canal no va a ir por Costa Rica. Porque es la zona más rica en bosques, en humedades, por lo tanto, primero hay que proteger el medioambiente.

Se está trabajando para que la ruta del canal esté para el norte, lejos de la frontera de Costa Rica. La presidenta de Costa Rica no hizo comentarios. Cuando estoy terminando de hablar, el señor (Ricardo) Martinelli, donde está el canal de Panamá dijo: 'Presidente Obama, nosotros apoyamos el canal por Nicaragua, no nos preocupa, no lo vemos como una competencia que nos haga daño. Es decir con una actitud racional'.

Efectivamente, el canal por Panamá es la única ruta que tenemos actualmente para cruzar, a pesar de que se amplió el canal por Panamá. Ahí siempre hay que hacer fila para poder pasar, cada día es mayor el tráfico marítimo. Da lugar que se pueda abrir el canal por Nicaragua y habrían dos vías por ahí. Si una carretera está congestionada, se amplía, pero si sigue congestiona, hay que construir otra carretera, es normal, no es una ocurrencia nuestra.

Daniel Ortega. Archivo/END

En este caso se trata de abrir el canal por Nicaragua, que no es una ocurrencia nuestra, porque de repente se presenta esto del canal de Nicaragua como si es una ocurrencia nuestra. Se dice que se nos ocurrió a nosotros porque somos sandinistas y revolucionarios, se nos ocurrió que hay que hacer un canal por Nicaragua, cuando desde la llegada de las potencias a América ya se empezó a pelear por el canal de Nicaragua.

(Toma el libro) Aquí tenemos la mejor prueba de que el Gobierno de Estados Unidos dio a hacer un estudio, el Congreso de Estados Unidos. Sobre este estudio y el estudio que tenía sobre Panamá se fueron a construirlo en Panamá. No estamos hablando de algo que estamos improvisando, que estamos inventando. No es una obra que viene a afectar sino que viene a fortalecer el comercio global y viene a darle a Nicaragua una fuente de recursos que le permitiría un mayor desarrollo y un mayor crecimiento de todas las familiares nicaragüenses.

Es lo que quería recordar, está nuestro compromiso para seguir trabajando por la construcción del canal por Nicaragua.

Queridos hermanos y familias nicaragüenses, con ustedes, desde ustedes, le damos un fuerte abrazo a los hermanos de la Fuerza Naval en el 39 aniversario de su constitución y de su nacimiento y les decimos que cuentan con nuestro respeto, cariño y amor para seguir trabajando por la paz de todos los nicaragüenses.