• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

“El Gobierno de Nicaragua debería volver a las mesas de negociaciones y cumplir con lo que se comprometió a hacer en el mes de marzo, si lo hacen confío en que testigos y acompañantes estarán listos para apoyarlos y que la solución estará al alcance”, dijo la noche del miércoles el embajador de EE. UU. en Nicaragua, Kevin Sullivan.

Sullivan reiteró que EE. UU. tiene “suma preocupación” porque el Gobierno de Nicaragua abandonó el diálogo y le pide volver a la mesa de negociación con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD).

Las declaraciones del diplomático se dieron durante la presentación de la nueva agregada de prensa de la Embajada, Laura Santini, evento al que fueron invitados periodistas independientes.

“Mi gobierno comparte el criterio que las negociaciones serias (y) que resuelvan los principales temas son el camino para acabar el sufrimiento de Nicaragua y abrir las puertas para un capítulo nuevo y más prometedor en la historia del país”.

Si el Gobierno (de Nicaragua) mantiene su rechazo, esto será un elemento importante que países miembros de la Organización de Estados Americanos, incluyendo a EE. UU. que se “tomará en cuenta en la evaluación de los siguientes pasos a tomar”, dijo el embajador, al recordar que la Asamblea General del organismo, orientó en junio volver a las negociaciones y no abandonarlas.

“Estas conversaciones ofrecían la posibilidad de alcanzar una solución negociada para que Nicaragua pudiera retomar el sendero de la democracia, los derechos humanos y el desarrollo económico”, sostuvo.

Kevin Sullivan. Nayira Valenzuela/END

Para Sullivan, la decisión del Gobierno de no cumplir los primeros compromisos obstaculizó la posibilidad de avanzar en las negociaciones durante los meses de abril y mayo, situación que empeoró con el asesinato de Eddy Montes en la cárcel La Modelo.

Sin embargo, el llamado de la Alianza Cívica de retornar al diálogo ante el pedido de la OEA brindó una posibilidad de avanzar.

“Lamentablemente la negativa del Gobierno de abandonar la mesa ha frustrado la esperanza de millones de nicaragüenses”, dijo.

Kevin Sullivan, embajador de Estados Unidos en Nicaragua  Nayira Valenzuela/END

Ataques a periodismo independiente

Los acuerdos incluyen compromisos del Gobierno de devolver los medios de comunicación ocupados a sus legítimos dueños, acabar con las restricciones de papel y otros suministros y respetar otros derechos civiles garantizados en la Constitución de Nicaragua.

Al respecto, el funcionario de EE. UU. señaló el acoso de las autoridades contra los medios y periodistas independentes, usando diferentes métodos “para intimidar y coaccionar a los medios”, como el caso de La Prensa y El Nuevo Diario, cuyas materias primas son retenidas en Aduana.

“Tras años de acoso y amenazas contra la prensa independiente, en 2018 las autoridades nicaragüenses lanzaron un ataque frontal en su contra, que aún persiste, el Gobierno ha acosado, amenazados, golpeado a periodistas durante sus coberturas de las protesta, ha confiscado equipos y oficinas con el afán de cerrar los medios que no reflejan la línea (oficialista)”, precisó.

Las declaraciones del diplomático se dieron durante la presentación de la nueva agregada de prensa de la Embajada,

Sullivan citó un informe del 5 de agosto del Comité para la Protección de los Periodistas, en el cual señala que hay 50 periodistas en exilio forzado, el encarcelamiento por más de 6 meses de Miguel Mora y Lucía Pineda y el cierre de 100% Noticias.

“Aún en estas condiciones los periodistas nicaragüenses siguen con su misión de informar, develando las verdaderas formas que opera el poder, develando luces sobre la corrupción y promoviendo los debates saludables de lo que depende una República, algunos periodistas, como Carlos Fernando Chamorro y Luis Galeano, siguen haciendo su trabajo desde el exilio, otros siguen aquí en Nicaragua dedicados a su oficio, aunque eso implique dormir en el mismo lugar solo unas cuantas noches”, precisó el embajador.