• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Frente a la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en San José, Costa Rica, se encuentran 13 nicaragüenses que demandan de este organismo que presione más al Gobierno de Nicaragua y dé atención a los refugiados que pasan hambre, desempleo, enfermedades y falta de vivienda.

También solicitaron a la OEA la aplicación de la Carta Democrática al Gobierno nicaragüense y que presione para que en Costa Rica les den un estatus migratorio a quienes buscan refugio en este país.

La huelga inició este martes 13 de agosto, en horas de la tarde.

“Hay más de 80,000 refugiados con estatus migratorio indefinido, no sabemos qué está pasando, porque no se ha ayudado a todos los refugiados, no se han rendido cuentas públicamente, hay muchas personas que están con hambre, hay muchas personas que siguen durmiendo en la calles, hay muchas personas que han tenido que comer de la basura, hay muchos niños en estado de desnutrición, todo es preocupante. Nos sentimos desamparados”, declaró Gabriela Gutiérrez, parte de los nicas que están en huelga de hambre.

Entregan carta

Estos nicaragüenses, según Gutiérrez, entregaron una carta en la oficina de la OEA en Costa Rica, en la que hacen hincapié en la urgencia de que este organismo use sus buenos oficios para que se tomen medidas pronto, desde organismos internacionales, para ayudar a los refugiados a tener albergues dignos, alimentación y asistencia médica.

Los 13 manifestantes solicitaron al Gobierno de Costa Rica que, como un acto de buena voluntad, declare “emergencia humanitaria” a favor de los refugiados, para que Naciones Unidas, a través de la Agencia para los Refugiados (Acnur), dijo Gutiérrez.

Los protestantes sentenciaron que no culminarán la huelga de hambre hasta que reciban una respuesta de la OEA.

“Nosotros estamos decididos a mantener la huelga de hambre indefinida, hasta que nos den respuesta. A nosotros nos interesa que nos mejoren el estatus de migrante que tenemos actualmente, muchos después de un año no han sido beneficiados con el refugio, la calidad de vida que se está llevando es crítica, entonces, mientras ellos (la OEA) no nos den una respuesta nosotros no vamos a movernos de aquí y tampoco vamos a suspender la huelga de hambre”, sentenció Gutiérrez.

Los manifestantes dijeron estar agradecidos con el Gobierno de Costa Rica por abrir las puertas de sus fronteras, sin embargo, señalaron que hay situaciones que no se deberían de estar dando, por ejemplo; la entrada de personas fanáticas del Gobierno de Nicaragua y la escasa estrega de carné de permiso laboral en Migración, muchos solo hemos quedado como solicitantes de refugio.

Los 13 nicaragüenses en huelga de hambre son Gabriela Gutiérrez, Armando Machado, Luis Antonio Martínez, José Ortega García, Francisco Zeledón, Óscar Romero, Wilson Trujillo, Eduardo Rodríguez, Hugo Alvarado, Lenea Ramírez, Luis Manuel López, Marcos García y Justo Pastor