•  |
  •  |

El Ministro de Salud, Guillermo González, confirmó a través del oficialista Canal 4 la existencia de 77 casos con el virus A (H1N1) en el país, de los cuales 36 ya fueron dados de alta y los 41 pacientes restates se encuentran aislados y bajo tratamiento médico. El titular del Minsa afirmó que del total, 63 son de Managua, cuatro de Masaya, tres de León, tres de Granada, dos de Carazo, uno en Chontales y otro en Jinotega.

De acuerdo a González, el promedio de muestras realizadas pasó de 90 a 170 por día, luego del primer caso detectado en la capital. Por otro lado, el ministro sostuvo que el cierre de algunos centros escolares ha contribuido a controlar el contagio en los menores de edad, lo cual no implica que el virus no haya afectado a jóvenes entre 15 y 25 años. "La medida ha sido prudente, sobre todo porque una semana es el tiempo establecido para que el tratamiento haga su efecto", apuntó el ministro.

Según el responsable de Salud, la enfermedad ha golpeado de manera moderada a Nicaragua y estima que en dos o tres semanas haya una disminución significativa del contagio. Sin embargo, llamó a continuar con las medidas de higiene como una práctica cotidiana.

El mundo puede afrontar el virus
La Organización Mundial de la Salud (OMS), que decretó ayer la alerta máxima por la gripe, intentaba hoy tranquilizar a los países afectados, asegurando que el mundo puede afrontar al virus A (H1N1), que contaminó a unas 30.000 personas. "Ninguna pandemia anterior fue detectada tan pronto ni vigilada tan de cerca, en tiempo real, desde el comienzo", explicó la directora de la OMS, Margaret Chan, anoche, después de que se decretara el nivel de alerta máxima 6 que anuncia la pandemia.

Esta organización se esforzó durante los últimos días en preparar a los países para evitar un pánico desproporcionado, según Chan, debido al carácter todavía "moderado" del virus que provocó la muerte de 144 personas en 74 países. La OMS envió el miércoles a sus 193 miembros una serie de recomendaciones que varían según el nivel de la propagación de cada uno y que sigue excluyendo una limitación de los desplazamientos de personas y de bienes.

Según un portavoz del organismo, en los países muy afectados como Estados Unidos, donde el virus afectó a 13.217 personas, el anuncio no debería desembocar en medidas muy diferentes de las que ya han sido adoptadas. En "países en transición", como Chile, Australia y Gran Bretaña, donde se registraron los primeros casos de contagio local, las autoridades podrían verse obligadas paradójicamente a "reducir los esfuerzos" de detección del mal para concentrar su atención en el tratamiento de los pacientes contaminados por el virus. Finalmente, en los países donde el virus todavía no fue detectado, los gobiernos podrían tomar medidas de confinamiento avanzado, que podrían incluir cuarentenas.

Varios países están en calma
Hoy, un día después del anuncio de la primera pandemia de gripe en 40 años, varios gobiernos manifestaban calma y determinación. México, el segundo país más afectado del mundo con 6.241 casos, decidió mantener su alerta declarada varias semanas después de la primera aparición del A (H1N1). Estados Unidos confirmó que la pandemia no cambiará gran cosa en lo que respecta a las disposiciones "enérgicas" que ya han sido tomadas.

Las autoridades de Australia, donde se produjeron numerosos casos en los últimos días para sumar 1.307 enfermos, dijeron estar preparadas, y pidieron "vigilancia" a la población. Tampoco hubo cambios en China, con 188 casos, en India, que dijo estar "totalmente preparada", ni en Egipto, con diez casos registrados. Por su parte, la Unión Europea prometió ayer tomar medidas para reducir el impacto de la pandemia. España, que anunció 488 casos, expresó que permanece "atenta" pero "tranquila". Francia mantuvo su nivel de alerta 5.

A pesar de sus llamados pidiendo calma, la OMS reconoció ayer que actualmente el avance del virus no puede "ser detenido". Esta cepa sin precedentes de gripe, compuesta por genes de origen porcino, aviario y humano, tiene la característica de propagarse muy activamente entre seres humanos. Por ahora, su mortalidad es equivalente a la de la gripe de temporada (0,1%), excepto en México (0,4%).

No obstante, hay varios elementos que llaman la atención de los especialistas: la mayor parte de los casos tuvo lugar entre personas menores de 25 años. Y los más graves fueron constatados entre las personas de 30 a 40 años, un hecho totalmente nuevo. Por otra parte, el virus, al igual que el de sus primos de la gripe de temporada, debe mutar, pero nadie sabe cómo lo hará.

La OMS ha pedido a los laboratorios farmacéuticos que traten de producir una vacuna rápidamente, que podría estar lista en septiembre.

OPS: Lucha contra el virus ahora es maratón
La lucha mundial contra la gripe porcina pasó a una etapa de "maratón" con la declaración oficial de pandemia, y todos los países deben prepararse para eventuales rebrotes, declaró este viernes un portavoz de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), John K. Andrus. "Es como una maratón, y hay que controlar" asiduamente el rumbo que tome la pandemia, explicó el experto en una rueda de prensa.

"Durante los últimos 40 días trabajamos bajo una situación de emergencia. La declaración de fase 6 nos permite reflexionar y darnos cuenta que no podemos seguir acelerando. Tenemos que volver a lo básico, monitorear el virus, que es lo que la mayoría de países están haciendo", repuso Andrus.