• Managua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia se restructuró, asignando nuevos cargos y formando comisiones especiales para reforzar el trabajo enfocado en fortalecer “una gran unidad” opositora al Gobierno, indicó Carlos Tünnerman, quien asumió el cargo de coordinador general de la organización.

En el nuevo organigrama del grupo opositor, que actuó como interlocutor con el Gobierno en una mesa de diálogo que se mantuvo hasta mediados de mayo pasado, está el Consejo Ejecutivo y seis comisiones especiales.

“Falta nombrar a los coordinadores de cada comisión y cabe mencionar que estos cambios no son para convertirnos en partido político. La Alianza sigue siendo una entidad cívica, que trabajará en lograr la unidad ante las demandas planteadas a (presidente Daniel) Ortega, para lo cual se requería construir un esquema enfocado en la inclusión de todos los sectores o grupos interesados en sumarse a la Alianza”, indicó Tünnerman.

Además, el pleno de la Alianza nombró a Juan Sebastián Chamarro como director ejecutivo de esta organización.

ÓRGANO DE EJECUCCIÓN Y SEGUIMIENTO

En un comunicado divulgado este viernes, la Alianza informa que “el Consejo Ejecutivo de la Alianza es el órgano de ejecución y seguimiento de todas las acciones que apruebe el plenario de la Alianza”.

Agrega que este Consejo, de ocho miembros, elegidos por un año y sin posibilidad de reelección, se ha escogido para asegurar la mayor representatividad de la organización”.

Los miembros del consejo son: Edwin Carcache, por el sector estudiantil; Sandra Ramos, por el sector laboral; Medardo Mairena, por el sector campesino; Daisy George, por la Costa Caribe; Ernesto Medina, por el sector académico; Azahálea Solís, por la sociedad civil; José Adán Aguerri, por el sector privado y José Pallais, por el sector político.

“Se acordó la conformación de seis comisiones de trabajo que serán las encargadas de llevar al plenario las decisiones a tomar. Estas comisiones son: Inclusión, para incorporar nuevos miembros y ampliar la representación de la Alianza Cívica; Gestión política, encargada de alianzas y reformas electorales para alcanzar elecciones observadas, libres, transparentes y adelantadas”, dice el comunicado.

También una de Relaciones Internacionales, para coordinar la lucha en el frente internacional; Comunicación y posicionamiento; Administración y de Verificación y Seguridad, que atenderá los temas Justicia y Derechos Humanos para continuar la consecución de la justicia para las víctimas y sus familiares, dice el comunicado de la Alianza.

Los cambios son “producto de un proceso de reflexión estratégica, se busca adaptar a la Alianza Cívica al nuevo contexto nacional y enfrentar los desafíos de la lucha por la justicia y la democracia. De manera especial la Alianza Cívica se desarrolla para contribuir al necesario proceso de unión de todas las fuerzas políticas de la oposición a la dictadura”, indica el pronunciamiento.