• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El dengue que tiene presencia en Nicaragua y ha provocado este año la muerte de 11 personas, es del serotipo 2, que se considera el más agresivo, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El doctor Léster Aguirre Romero, pediatra infectólogo e integrante del cuerpo médico militar del hospital “Alejandro Dávila Bolaños”, dijo este viernes que la epidemia está en un “punto medio” en Nicaragua.

“Cada cinco años tenemos ciclos epidémicos de infección por el virus del dengue. En este año hemos tenido ese repunte en el número de casos. La agresividad es que ha estado circulando el serotipo 2 del virus del dengue y ha incrementado el número de casos, pero no hemos visto tanta agresividad en el mosquito, pero sí en el número de casos”, explicó Aguirre Romero.

De acuerdo con el último reporte de las autoridades sanitarias de Nicaragua, en este país han fallecido 11 personas a causa de la enfermedad. 9 de las víctimas mortales eran menores de edad.

En los puestos de salud se han atendido al menos a 67,000 personas sospechosas de haber contraído el virus, confirmándose al menos 2,600 casos.

Información de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) indica que el causante del dengue es un virus que tiene cuatro serotipos distintos, pero estrechamente emparentados: DEN-1, DEN-2, DEN-3 y DEN-4. Todos circulan en las Américas.

“Cuando una persona se recupera de la infección adquiere inmunidad de por vida contra el serotipo en particular. Sin embargo, las infecciones posteriores causadas por otros serotipos aumentan el riesgo de padecer dengue grave. El serotipo 2 es uno de los más letales y es el que ahora más está afectando a los niños y adolescentes”, explica el organismo.

Un mapa de distribución de los serotipos en América, elaborado por la OPS, indica que hasta el año 2014 en Nicaragua se tenían reportes de la existencia de los cuatro tipos, no obstante, los serotipos 1 y 2 son los más frecuentes.

“La gravedad en relación con los serotipos es cuando circulan más de uno, eso lo convierte en epidemia más grave”, dijo Aguirre Romero.

De acuerdo con el Ministerio de Salud (Minsa), por ahora en Nicaragua solo tiene presencia el serotipo 2.

NIÑOS CON MÁS RIESGO

Ante la información que ha circulado sobre mayor afectación a los niños por parte del dengue, el doctor Aguirre Romero explicó que al quedarse en casa, los menores son más vulnerables a las picaduras, porque el adulto se protege más, utiliza ropa, está en el trabajo y es más difícil que le pique el zancudo.

Por el contrario, los niños que están en la casa no tienen los mismos cuidados que el adulto con los mosquitos.

El doctor Léster Aguirre Romero, pediatra e infectólogo del Cuerpo Médico Militar. Oscar Sánchez/END

La OPS también señala que la causa de mayor afectación en los niños podría estar relacionada con que representan a una población menos expuesta al virus y, por ende, carece de inmunidad.

Los menores de 15 años aparecen entre los más afectados.

En Guatemala, representan el 52% del total de casos de dengue grave, mientras que en Honduras constituyen el 66%.

La OPS exhortó el jueves pasado a que toda la comunidad y sectores de la sociedad trabajen intensamente en la eliminación de los criaderos de mosquitos, especialmente los que están dentro y alrededor de cada vivienda.

Adicionalmente, Aguirre Romero señala que el país tiene suficiente capacidad organizativa para enfrentar esta emergencia sin tener que recurrir –al menos por ahora- al apoyo internacional.

“Considero que estamos muy bien organizados a nivel de Ministerio de Salud, centros de salud, las unidades de control de vectores, podemos salir adelante de esta epidemia sin necesidad de pedir ayuda internacional”, sostuvo.

Recomendó la implementación de acciones para evitar el contagio, tal como el uso de repelentes, dormir con mosquitero, vigilar a los niños y realizar labores de limpieza en la vivienda y sus alrededores, asimismo si presentan altas temperaturas las personas deben ir al hospital para ser evaluadas.

Los casos de dengue tiene saturados los centros de salud en Nicaragua. ARCHIVO/END

SOBRE LA PRUEBA DEL DENGUE

Si una persona presenta cuadros febriles y síntomas asociados al dengue, se le debe practicar una prueba denominada “prueba de panel anticuerpos”, la cual consiste en la toma de una muestra sanguínea para determinar si está presente el antígeno NS1 (dengue) causante de la enfermedad y saber en qué fase infecciosa está.

El diagnóstico definitivo de infección depende también de la detección de otros anticuerpos específicos en el suero del paciente, (clasificados como tipo IGG e IGM).

El periodo de incubación del virus está calculado entre 5 y 9 días.

Cuadros febriles altos y repentinos, dolores musculares y en ocasiones morados (en los niños) son algunos de los síntomas asociados a la enfermedad, que suele bajar los niveles de plaquetas en la sangre.

El periodo de incubación del virus está calculado entre 5 y 9 días. Archivo\END

Las plaquetas permiten la coagulación de la sangre y para un adulto el rango oscila entre las 150,000 y 400,000 unidades por cada microlitro, mientras que para un niño los rangos de valores normales están considerados entre 150,000 y hasta 600,000.

Por ello, cuando una personas es diagnosticada con dengue se recomienda se practique también una Biometría Hemática Completa (BHC), con la cual se miden además del nivel de las plaquetas, los niveles de glóbulos rojos y blancos, si la cantidad de plaquetas es menor al conteo mínimo hay una señal de alarma.

El tratamiento para combatir la infección pasa por no automedicarse (sin ingerir antibióticos ni aspirina), sino controlar el cuadro febril a través de la ingesta de acetaminofén, líquido y reposo, hasta hacer que el mismo organismo pueda ir recuperándose.