• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

A sus 19 años, la joven Tania Lisseth Herrera, alias “La Diabla”, oriunda de Estelí, tendrá que olvidarse de sus estudios secundarios porque recibió un veredicto de culpabilidad que la condena a 50 años de cárcel, aunque solo pagará 30, por el asesinato de Joan Ramón Gómez Velázquez, el 16 de septiembre de 2018.

Herrera estudiaba el tercer año de secundaria, el que cursaba gracias a una beca por medio de la cual podría llegar a bachillerarse. Le gustaba salir a disfrutar con sus amigos y es muy extrovertida, rasgo de su personalidad que conservó aun estando en el banquillo de los acusados, en el que se mostró altiva, mientras su mamá, Reyna Herrera, lloraba en la sala y dijo que la vida de su hija está echada a perder con la sentencia que calificó como desproporcionada, porque la muchacha saldría de prisión a los 49 años.

Según la Fiscalía, la víctima estaba celebrando su cumpleaños en un centro de diversión de Estelí, cuando fue atacado con un puñal junto a sus amigos, entre ellos Maer Hernaldo Chavarría, quien estuvo al borde de la muerte en el hospital de Estelí y otros centros asistenciales de Managua, por lo que Herrera fue señalada también por intento de homicidio.

La mamá del joven asesinado dijo que aunque su hijo no revivirá, al menos la condena a sus asesinos sentará un precedente. Máximo Rugama/Estelí

La acusación establece que la joven Herrera junto a Héctor Hamilton Leiva, Ebert Maudiel Gómez y tres adolescentes atacaron al cumpleañero y sus amigos. Y también expone que fue “La Diabla” quien facilitó la navaja con la que hirieron mortalmente a la víctima, además de que lo golpeó.

La señora Cruz Aldina Velásquez, progenitora del joven asesinado a puñaladas, dijo que aunque nada ni nadie le devolverá la vida a su hijo, esto sienta un precedente tanto para los implicados como para quienes busquen cometer hechos similares.


Los hechos

Los hechos se dieron la madrugada del 16 de septiembre del año pasado, en la salida sur de la ciudad de Estelí.

La jueza de distrito penal de juicio de Estelí,  Elízabeth del Carmen Corea Morales, le acumuló a la joven 50 años de presidio,por el asesinato y lesiones a los acompañantes del fallecido. Máximo Rugama/END

Al joven que falleció minutos después le asestaron varias puñaladas en la región torácica que le afectaron directamente el corazón y otros órganos vitales, así como los brazos.

En el Juzgado Especializado para Menores fueron juzgados los tres adolescentes implicados, entre ellos uno figura como el principal autor del crimen.

Por su parte, los abogados defensores de los reos, entre ellos Harold Antonio Ramírez, dijeron que van a apelar a las sentencias en las instancias que sean necesarias, porque las valoran de desproporcionadas.