• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El sandinista Jacinto José Suárez, presidente de la Comisión de Asuntos del Exterior de la Asamblea Nacional, dijo que no debería despertar alarma si los gobiernos de Nicaragua e Irán alcanzan una serie de acuerdos, como la exención de visas, y criticó a quienes “demonizan” al país islámico.

“¿Cuál es el problema con la exención de visas? Eso lo único que facilita son los viajes de los funcionarios (iraníes), es decir que los funcionarios pueden estar en cualquier país y venir en misión oficial a Nicaragua sin andar buscando dónde hay embajadas para ir a sacar visas. Facilita las relaciones entre los funcionarios de Estado y los ciudadanos nicaragüenses”, dijo Suárez a El Nuevo Diario.

La semana pasada una delegación de Nicaragua viajó a Irán y se conoció que en las conversaciones se planteó establecer el libre visado entre ambas naciones.

El exdiplomático Julio Icaza Gallard declaró a El Nuevo Diario que un acuerdo de ese tipo “es peligroso” porque facilitaría “la movilización de células terroristas”.

Estados Unidos considera a Irán un país patrocinador del terrorismo que da apoyo a “Hamas, Hezbollah y el Yihad Islámico”.

Jacito Suárez, diputados sandinista. Archivo\END

Para Nicaragua, Estados Unidos es el principal socio comercial y donde está la mayor parte de la diáspora, por lo que expertos advierten al gobierno nicaragüense que tenga precaución en cuanto a las acciones que toma en política exterior.

Por ahora, los ciudadanos de Irán están en una lista de casi 40 países que deben solicitar visa consultada a una delegación diplomática nicaragüense.

Suárez sostiene que a Irán se le “demoniza” y agrega que el gobierno de Nicaragua tiene derecho a desarrollar su política exterior y buscar acuerdos.

La semana pasada una delegación de Nicaragua viajó a Irán. Archivo\END

“El problema es la demonización, la demonización no tiene ni lógica ni tiene argumentación. Empiezan a demonizar que los iraníes son terroristas, que son los diablos. Dicen estar tan preocupados por la democracia y los derechos humanos, pero no se preguntan, por ejemplo, qué pasa en Arabia Saudita donde ejecutan a los opositores. Aaaah, pero Arabia Saudita tiene petróleo que comparte con las transnacionales, entonces, no la demonizan. Demonizan a Irán porque tiene una política exterior libre y defiende sus recursos naturales, fundamentalmente el petróleo”, argumentó Suárez.

Según un informe de Estados Unidos, titulado “Un régimen fuera de la ley, una crónica de las actividades destructivas de Irán”, desde 1979 Irán ha ejecutado actos terroristas en los cinco continentes.

“Irán tiene la mayor fuerza de misiles balísticos en Oriente Medio y continúa explorando múltiples vías para expandir sus capacidades de misiles de mayor alcance”, dice el informe, divulgado en 2018.

Suárez, en tanto, explicó que corresponderá a la delegación del gobierno nicaragüense informar sobre los resultados de la gira a Irán.

En julio, además, llegó a Managua el canciller iraní, Mohamad Javad Zarif, en una visita oficial a Nicaragua. Archivo\END

Comentó que, de momento, desconoce el alcance de los convenios, que según el gobierno iban en la línea del comercio y cooperación.

“No conocemos los contenidos, entonces es muy difícil responder eso (si afectará la relación con Estados Unidos). Habría que ver de qué tipo de productos se está hablando, no conozco el tratado, el tratado se ha anunciado en la vía comercial, en la mejoría de las relaciones comerciales de manera general. Ellos (delegados del gobierno) deben tener una lista de productos de oferta y una lista de lo que nos gustaría adquirir, para que el convenio sea de dos vías, tiene que ver fundamentalmente con la necesidad comercial de cada país, eso no se puede inventar. Hay que esperar que la misión informe sobre qué es lo que firmaron”, apuntó Suárez.

Irán tiene una embajada en Nicaragua. En abril pasado el gobierno condecoró con la Orden José de Marcoleta, en el Grado de Gran Cruz, al embajador saliente, Saeid Zare.

En julio, además, llegó a Managua el canciller iraní, Mohamad Javad Zarif, en una visita oficial a Nicaragua.

Frente a las críticas que exdiplomáticos hacen al acercamiento entre los gobiernos de Nicaragua e Irán, Suárez respondió que no hay que tener miedo.

“No veo por qué el pueblo deba estar nervioso por esto. Además, tenemos derecho, si nos están hostigando, tenemos derecho a buscar líneas comerciales, estamos ejerciendo un derecho legítimo, cada quien se defiende cómo puede”, concluyó.