• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Edwin Carcache dice que participó en todas las protestas hasta que lo apresaron. Al ser excarcelado, denunció maltrato en su contra. Ahora es miembro del Consejo Ejecutivo de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y dice que tiene muy clara la línea a seguir: trabajar por la unidad de los opositores, garantizar la salida de la cárcel de todos los manifestantes y promover cambios a las leyes, entre otras acciones.

También dice no tener interés en un cargo público, porque este es el momento para que Nicaragua logre su madurez política.

¿Cómo te eligieron para estar en el Consejo Ejecutivo de la Alianza?

Fue mediante una elección interna como sector y quedé electo. Se llegó a un consenso con los cinco movimientos estudiantiles que conformamos la coalición universitaria. En mi caso, desde el Movimiento Estudiantil 19 de abril, que salió de la Upoli, en su momento, y que formamos parte del primer diálogo (mayo 2018). Surgí como candidato y me dejaron electo. Los otros movimientos confiaron en mí con su voto. Mi posición dentro de la Alianza será la que planteará la coalición universitaria, según el consenso entre los cinco movimientos, que son el Movimiento Estudiantil 19 de abril; Movimiento Universitario; Coordinadora Universitaria; Alianza Universitaria (AUN); y Movimiento de la Universidad Agraria.

¿Cuál será el papel de este Consejo Ejecutivo?

El Consejo Ejecutivo pretende dar seguimiento a todas las actividades, acuerdos y estrategias que se planifiquen dentro del pleno de la Alianza Cívica. Es un grupo que tendremos como principal papel concretar todas esas propuestas y darle seguimiento a las mismas y trabajar junto a las comisiones.

Edwin Carcache, miembro de la Alianza Cívica. Archivo\END

¿Tenés un plan de trabajo?

Hay un plan de acción que se está nutriendo cada vez más. Es un plan de trabajo en conjunto con los otros cinco movimientos universitarios. Realizamos un foro estudiantil hace dos semanas y se hizo un consenso, hemos tenido encuentros con organizaciones internacionales, con gobiernos, y hemos considerado a los estudiantes exiliados. El objetivo es tratar de llevar propuestas concretas al plenario de la Alianza, siempre y cuando tengan coherencia en la práctica. Asumimos la responsabilidad considerando las distintas barreras que tengamos para ser más influyentes en la política nacional y en este proceso de cambio. Este cargo es solo por un año, queremos demostrar, como sector estudiantil, que haremos la diferencia, como lo hemos hecho desde abril del año pasado. El dinamismo de la Alianza, así como se está proyectando hoy en día, va de acuerdo al contexto que se esté dando. El régimen dice que no a la negociación, pero precisamente este Comité Ejecutivo va a presionar, no solamente a nivel nacional, sino que a nivel internacional, para que el régimen se siente a la mesa de negociación. Seguiremos exigiendo, por medio de estrategias concretas, la democratización, libertad de presos políticos, reparación a las víctimas y el tema de la revisión de la Ley de Amnistía, que se van a seguir evaluando, dándole profundidad al trabajo con organismos internacionales.

¿Es complicado pretender acciones de cohesión en la universidad?

La autonomía universitaria es un tema fundamental y estamos conscientes de que mientras el régimen esté en el poder, será muy difícil que nos organicemos dentro de las universidades, porque ellos tienen un trabajo sistemático represivo, muy activo en las universidades. Por las circunstancias, por la dificultad para hacer reuniones, asambleas y este tipo de actividades, no se ha podido realizar una asamblea general estudiantil, porque precisamente el régimen instantáneamente llega a molestar.

Además de las limitaciones que ya les impone el gobierno, ¿qué otras dificultades deben enfrentar?

Ahorita está un poco difícil la comunicación, lamentablemente nos hemos prestado a esas barreras de incomunicación, como las noticias falsas, y se crean espacios que promueven la división y son trampas del régimen, andamos muchos grupos así dispersos, pero considero que se puede trabajar mucho y las asambleas son fundamentales y vamos a promoverlas para hacer actividades conjuntas y trabajos concretos.

¿Querés ser candidato a algún cargo específico en las próximas elecciones generales?

En este momento, desde el Consejo Ejecutivo de la Alianza Cívica mi principal interés es unir a la oposición en Nicaragua para que no nos ocurra lo que les está pasando a los venezolanos, ese es mi principal objetivo, pero, por supuesto que está el trabajo en presionar por las otras demandas que ya se han mencionado.

Si te llegaran a proponer un cargo de elección para los próximos comicios, ¿lo rechazarías?

Primero hay que conseguir una madurez política, una preparación. Quiero terminar mi segunda carrera, soy licenciado en comunicación social, pero quiero terminar la carrera de administración de empresas. En este proceso de madurez, tenemos que buscar la forma de seguir estudiando las estrategias para el futuro que se viene para Nicaragua. Es cierto, queremos un cambio, pero también somos agentes de cambio. Es importante la madurez política en todo esto. Aún hay miles de exiliados, hay cientos de presos políticos que todavía están encerrados, entonces, pensar en candidaturas políticas sería muy irresponsable en estos momentos. Si me lo llegaran a proponer en los próximos años, tendría que valorarlo de forma responsable.

Edwin Carcache junto a su padres. Archivo\END

Hay quienes piensan que muchos de los expresos se ganaron el derecho a candidaturas políticas…

Anduve en todas las protestas, estuve preso, pero yo siento que el país, a mí, no me debe nada. No miro eso como una tasa de cambio. Algo bonito que yo quisiera, si algún día se me da la oportunidad de ejercer un cargo público, es que renunciaría a ese sueldo y lo ocuparía para ayudar a las personas más necesitadas, estoy educado con valores cristianos y la parte espiritual para mí es importante. Hay otras alternativas de sustento para el día a día y tengo la responsabilidad de buscar el sustento de mi familia, porque tengo una niña de cinco años, pero confío en que se presenten otras oportunidades para buscar ese sustento, sin que sea un cargo público en los próximos gobiernos. Estoy consciente de la responsabilidad y el grado de empeño que amerita un cargo público que se ejerce de verdad y no como lo desempeñan hoy los actuales funcionarios.

¿Ese pensamiento se lo recomendarías a los demás expresos?

Recomendaría primero encontrar esa madurez, que nos permita influir de forma responsable en la ciudadanía, el régimen quisiera que nosotros andemos peleando en dimes y diretes. Si hay alguno de mis hermanos, de los presos políticos que quiera ser candidato y trabaje en eso, tiene todo el derecho, pero pienso que este no es el momento para eso. Hay un proceso para eso y cuando digo un proceso de madurez, es porque ahorita las negociaciones con el gobierno están estancadas y la crisis económica cada vez está peor, están los presos políticos, los exiliados y más bien hay que pensar en la forma de exigir que se respeten nuestros derechos, no podemos hablar de otros temas, si todavía no se restituyen los derechos humanos y las libertades ciudadanas en Nicaragua.

¿En qué comisiones de la Alianza vas a trabajar?

Voy a laborar en dos comisiones, una es la Comisión de Inclusión, que pretende organizar, reunir y platicar con la oposición en general en Nicaragua y agregar más sectores para no volver a caer en el cuestionamiento de a quién representamos. Este fue un asunto que hizo mucho ruido y lamentablemente el régimen se ha aprovechado de eso. Estaré también en la Comisión de Verificación y Seguridad, que está enfocada en el tema de la justicia, de la liberación de los presos políticos, en la asistencia y reparación para las víctimas del régimen. Estamos tratando de trabajar con los familiares de las víctimas. Esta semana ya estaremos ejercitando esos protocolos de trabajo. A partir de mañana estaremos en los territorios. Los cinco movimientos estudiantiles vamos a trabajar. Max Jérez (estudiante en la mesa del diálogo hasta mediados de mayo) sigue trabajando, estamos en constante comunicación, al igual que el resto de muchachos que integran los movimientos estudiantiles.