• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Exiliados nicaragüenses se concentraron la tarde de este domingo en la “Cinta Costera”, de la ciudad de Panamá, para hablar sobre las necesidades que enfrentan los nicas que se vieron obligados a salir del país ante amenazas y persecución por haber participado en las protestas.

En la concentración también hablaron de cómo lograr una unidad entre la oposición nicaragüense.

Los nicas, luego de los actos culturales, tomaron la palabra para expresar la necesidad que tienen en ser visibilizados a nivel internacional, ya que sufren grandes carencias en el exilio, además se animaron a seguir unidos en cada punto donde se encuentren, siempre apoyando “la lucha cívica y pacífica en busca de libertad, justicia y democracia”.

El excarcelado Jeffry Jarquín, conocido como “El Nene”, quien participó del acto en Panamá, manifestó la necesidad de que los exiliados “pongan en manos de Dios la lucha que se tiene por una Nicaragua libre”.
La crisis sociopolítica que enfrenta Nicaragua, desde abril del año pasado, ha dejado más de 300 muertos. Cortesía/END
Por su parte, el líder campesino Medardo Mairena, quien participó en la concentración a través de una videollamada, expresó que es urgente que todos los nicaragüenses, dentro y fuera del país, se unan y resistan desde cada uno de sus espacios.

“Nosotros no creemos en el régimen de los Ortega porque no han cumplido los acuerdos que firmó en la mesa de negociación que sostuvo con la Alianza Cívica (por la Justicia y la Democracia), pero creemos en que el régimen debe poner los pies en la tierra y entender que debe negociar”, expresó Mairena.


El líder campesino, quien estuvo casi un año encarcelado, dijo que la lucha que se viene librando en Nicaragua, desde abril 2018, es “justa y cívica”, por lo que, llamó a todos los grupos de nicaragüenses en el exilio a “unir esfuerzos”.

Médicos en el exilio trabajan de jardineros y vigilantes

La crisis sociopolítica que enfrenta Nicaragua, desde abril del año pasado, ha dejado más de 300 muertos, miles de heridos, cientos de detenidos y decenas de miles de exiliados ante amenazas, asedio, intimidación y persecución por haber participado en las protestas antigubernamentales.