• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Cinco mujeres activistas de derechos humanos, quienes la mañana de este lunes habían sido detenidas por la Policía Nacional luego de pegar papeletas y pancartas en las calles de Managua, fueron dejadas en libertad, tras cinco horas de retención.

Amelia Urbina, Guissel Ortega, Mirna Blandón, Tamara Dávila y Neyma Hernández, son las cinco mujeres dejadas libertad.

Las activistas de derechos humanos y feministas, señalaron al salir de la cárcel, que primeramente las llevaron a la estación Uno de la Policía Nacional y luego las trasladaron a la Dirección de Auxilio Judicial (DJA), mejor conocida como El Chipote. Mirna Blandón y Tamara Dávila, explicaron a El Nuevo Diario que mientras estuvieron detenidas no las golpearon, sin embargo a Tamara le dieron una palmada, para obligarla a que inclinara su cabeza.

A las cinco mujeres las detuvieron cuando el vehículo en el que se transportaban iba girando por el sector de Villa Fontana y agentes motorizados las interceptaron y las obligaron a bajarse, para luego trasladarlas a la estación policial.

Horas antes que fueran liberadas, miembros de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), denunciaron la detención y demandaron su liberación.

“El colectivo exige a la Policía Nacional respete la integridad de las defensoras y su libertad inmediata. El ejercicio y la defensa de derechos no son delitos, pero la detención ilegal si lo es y evidencia el nivel de represión sistemática que actualmente se mantiene en el Estado de Nicaragua, donde expresarse distinto al Gobierno, se ha constituido en un crimen”, denunció a través de un comunicado el Colectivo de Derechos Humanos de la Unidad Nacional Azul Y Blanco.

Policía bloque entrada al la Estación Uno / Ana Cruz Nicaragua vive una crisis desde el 18 abril del año pasado, que ha dejado más de 300 muertos, miles de heridos, cientos de detenidos y decenas de miles de exiliados ante amenazas, asedio, intimidación y persecución por haber participado en las protestas antigubernamentales.