• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El Gobierno de Nicaragua informó este lunes el fallecimiento de la víctima número 25 de muerte materna en el país en lo que va del año, mientras el mapa de mortalidad materna del primer semestre de 2019, publicado hoy por el Ministerio de Salud (Minsa), revela que la mayoría de las víctimas tienen edades entre los 30 y 40 años.

Según el informe del Minsa, hasta junio murieron 18 mujeres por complicaciones durante la etapa de embarazo o parto, del total de fallecimientos, 10 tenían más de 30 años de edad, cinco entre 20 y 29 años. Las mujeres menores de 20 años fueron las menos afectas, registrándose solo tres víctimas.

Los lugares donde más mujeres sufrieron muerte materna son Jinotega, Las Minas, Bilwi y la Región Autónoma Costa Caribe Sur de Nicaragua, con tres casos cada uno, en los primeros seis meses del año.

El gineco-obstetra Alejandro Pérez Fabri, considera que la razón por la cual en estas zonas de Nicaragua la mayoría de casos de muerte materna se registran en mujeres mayores de 30 años, es por falta de alfabetismo cultural, además de ser zonas de difícil acceso.

La edad no es el principal riesgo para ser víctima de muerte materna, sino que tanto mujeres jóvenes como adultas pueden ser afectadas. Foto: Archivo/END

“El problema es el nivel de alfabetismo cultural de las personas y el retraso en la llegada al hospital generalmente, cuando esto pasa se llama ruta crítica, entonces las mujeres embarazadas llegan con mayor riesgo o mayores complicaciones obstétricas”, explicó el especialista.

El doctor Pérez Fabri, asegura que una de las razones por la cual fallecen mujeres mayores de 30 años durante labores de parto, probablemente sea porque que tienen un alto índice de natalidad, lo que aumenta el riesgo de acretismo placentario (cuando la placenta se queda pegada en la matriz, después del parto) y de hemorragias posparto, casos que deben ser atendidos en una unidad de salud y no en una casa de habitación.

“Tienen menos riesgos de retención placentaria las primigestas (mujeres que van a parir por primera vez), porque su útero está intacto con fibras musculares fuertes, generalmente, la placenta sale más fácil que con la mujer que ha tenido varios partos, por eso es que se está reflejando en esa franja de la década de los 30 a los 39 años. Ellas se confían que como ya tuvieron varios partos se la saben toda, se quedan con una partera en la comunidad y cuando van al centro asistencial han pasado varias horas y por la distancia fallecen”, relata el doctor.

Principales causas de muerte materna

Según Pérez Fabri, las principales causas de muerte materna son, la retención placentaria, la preeclampsia (o presión alta), y las infecciones puerperales (o infecciones posparto).

La edad no es el principal riesgo para ser víctima de muerte materna, sino que tanto mujeres jóvenes como adultas pueden ser afectadas. Foto: Archivo/END

“Una de las tres principales causas de muerte materna es la retención placentaria, cuando la placenta se queda pegada en la matriz, eso que se llama acretismo placentario requiere extracción en quirófano, atención de parto en quirófano, en un lugar apropiado, donde haya acceso a una sala de operaciones. Si estas señoras fueron atendidas por parteras o por ellas mismas, en algunas ocasiones salen bien, pero en otras ocasiones pueden quedar restos de placentas, una hemorragia continua y fallecen de choque hipovolémico”, explicó el médico.

El Minsa infirmó a través del mapa de muertes maternas que varios de los fallecimientos ocurrieron en casas de habitación y no en centros de salud, bajo la atención de médicos.

“La mortalidad que había hace algunos años ha bajado, pero parece que hay algún grupo de mujeres que no quieren ser atendidas en las casas maternas, se quedan en sus casas, donde generalmente hay difícil acceso y cuando llegan al hospital han fallecido porque tienen complicaciones en la sangre, en el hígado, complicaciones neurológicas, sobre todo por la preeclampsia y la hemorragia”, expresa Pérez Fabri.

Según el doctor Pérez, una de las principales recomendaciones para evitar muertes maternas es que se tomen en cuenta los síntomas de alarma y que las mujeres no se queden en sus casas de habitación hasta el momento del parto, principalmente si el acceso hasta sus comunidades implica complicaciones al momento de movilizarse hacia un centro asistencial.

La edad no es el principal riesgo para ser víctima de muerte materna, sino que tanto mujeres jóvenes como adultas pueden ser afectadas. Foto: Archivo/END

“Un grupo reducido de pacientes rehúsan ir a las casas maternas donde ellas pueden viajar con más facilidad que al estar en una comunidad, ese retraso es el que está causando muertes maternas en señoras que probablemente fueron atendidas por parteras en casa. Siempre la demora en los síntomas de alarma que la paciente presenta son las causas por las que hay complicaciones cada vez más graves, no es lo mismo retención de placenta que tiene pocas horas a una que tiene 72 horas, en ese tiempo una retención de placenta puede convertir una infección puerperal en un shock séptico, que significa causa de muerte en más del 70% de los casos”, finalizó el médico.

¿La edad implica riesgo de muerte materna?

El especialista en embarazos, explica que la edad no es el principal riesgo para ser víctima de muerte materna, sino que tanto mujeres jóvenes como adultas pueden ser afectadas por algunas de las principales causas.

“Cualquier embarazo normal o parto normal se puede complicar en cuestión de minutos, pueden complicarse con una hemorragia, con esto del dengue, se pueden alterar los factores de coagulación, las plaquetas y tener hemorragia con más facilidad a la hora de tener un parto”, explica Pérez Fabri.

Jessica Yasmina Martinez Guzmán, de 24 años, es la última víctima por muerte materna en Nicaragua, la joven falleció en una clínica provisional de Managua, luego de presentar complicaciones por inserción anormal de la placenta.

La edad no es el principal riesgo para ser víctima de muerte materna, sino que tanto mujeres jóvenes como adultas pueden ser afectadas. Foto: Archivo/END

Según información de la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, la joven estaba ingresada desde el pasado 26 de julio, sin embargo falleció este lunes en horas de la madrugada.