• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), a través de su monitoreo de sismos en tiempo real, registra 12 temblores en las últimas 24 horas en Nicaragua, luego de que se activara un enjambre sísmico en Managua.

Desde el sismo de 3.4 grados de magnitud en la escala abierta de Richter que se registró este lunes a las 7:50 de la mañana en Managua, el cual activó un enjambre sísmico con epicentro frente al laboratorio de criminalística, de la Policía Nacional, en carretera a Masaya, el país ha sufrido 12 movimientos telúricos, de los cuales nueve han ocurrido en la capital.

Según el Ineter, el sismo de mayor magnitud ocurrió a las 4:12 de la tarde al suroeste de Pochomil con 3.9 grados en escala abierta de Richter y a 24 kilómetros de profundidad.

El temblor de menor magnitud, el Ineter lo ubica en Managua y ocurrió a las 11:47 de la noche de este lunes, con una profundidad de 12 kilómetros y 2.3 grados de magnitud.

De acuerdo con un informe del Ineter compartido por la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo a través de medios oficiales, el enjambre sísmico ha producido varios microsismos, sin embargo estos no han sido registrados por el sistema de monitoreo debido a su baja intensidad.

El enjambre sísmico que se activó ayer en Managua tiene el mismo epicentro que otro fenómeno similar ocurrido en marzo de 2016 y según un experto y profesor de Geología consultado por El Nuevo Diario, estos sismos podrían estar asociados a fallas geológicas antiguas que formaron el volcán Masaya hace millones de años.

En febrero de 2018 y en marzo de 2017 Managua también sufrió otros enjambres sísmicos a causa de fallas locales, que generaron sismos someros, los cuales causaron temor entre la población capitalina, que vive con pesadilla por la tragedia ocurrida en 1972 a causa del terremoto que destruyó la capital.

Managua está sobre una serie de fallas sísmicas, por lo que es normal este tipo de actividades, sin embargo las autoridades están alertas ante cualquier signo de alarma.