• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

En los primeros 7 meses y medio de este año, la totalidad de casos sospechosos, confirmados y de fallecimientos por dengue en Nicaragua han superado todas las cifras alcanzadas en todo el año 2018, indican las estadísticas oficiales.

El Mapa de Salud, elaborado por el Ministerio de Salud (Minsa) revela que el año pasado en los centros públicos de asistencia médica atendieron 6,232 casos de fiebre sospechosa de dengue. Este año, hasta mediados de agosto, la cantidad es de 74,002 casos, un incremento de 1,087% y aún faltan 4 meses y medio para que termine el año.

Durante 2018, según la información oficial, hubo 2,103 casos confirmados de dengue; y en lo que va de 2019, la cifra asciende a 3,047, y si de víctimas se trata, el incremento registrado este año es de casi 100%, ya que en todo 2018 únicamente se registraron 6 muertes, y este año las defunciones ya suman 11.

La semana pasada, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) lanzó una campanada de alerta porque el dengue está causando estragos en el continente americano, tantos, que solo en los países centroamericanos y México un total de 183,028 personas se han contagiado con el virus y 174 han fallecido.

¿Cómo afecta el virus?

El dengue es una enfermedad infecciosa y sistémica que genera en el organismo distintas afectaciones, que si no son tratadas a tiempo pueden devenir en cuadros clínicos complicados, advierten médicos del Hospital Militar Alejandro Dávila Bolaños.

En los primeros 7 meses y medio de este año, la totalidad de casos sospechosos, confirmados y de fallecimientos por dengue en Nicaragua han superado todas las cifras alcanzadas en todo el año 2018. Archivo/END

El médico y teniente coronel Leonso Enrique Esquivel López, director de ese hospital, explicó que las primeras manifestaciones en las personas que han adquirido el virus son los cuadros febriles y dolores musculares, debido a que el sistema inmunológico detecta la presencia de un cuerpo extraño en el organismo y genera anticuerpos (defensas) contra el virus.

No obstante, agrega el galeno, esas primeras manifestaciones pueden generar otras afectaciones en órganos vitales del cuerpo, como el sistema respiratorio, el sistema hepático (hígado) y riñones.

“Esta reacción (generación de anticuerpos) que el organismo mismo hace contra el virus, produce daño a otras estructuras propias. Puede producir daño a nivel pulmonar, a nivel hepático, a nivel renal. Una de las características más importantes es que nosotros atacamos a nuestras propias plaquetas y entonces el paciente reduce el número de plaquetas entre el cuarto y quinto día y esto es una afectación que puede producir la muerte”, explicó Esquivel López.

Una de las funciones que cumplen las plaquetas es la coagulación de la sangre, y en ese sentido, los niveles de plaquetas normales en un adulto están calculados entre 150,000 y 400,000 unidades por cada microlitro, mientras que para un niño los rangos de valores normales están calculados entre 150,000 y hasta 600,000 unidades.

No automedicarse

El doctor y teniente coronel Octavio Adolfo Duarte Sotelo, segundo jefe del cuerpo médico militar y director del área de atención primaria del hospital Militar, agregó que la mejor forma de prevenir la enfermedad es con la erradicación de los criaderos del mosquito transmisor desde el mismo hogar.

No obstante, agrega el galeno, esas primeras manifestaciones pueden generar otras afectaciones en órganos vitales del cuerpo, como el sistema respiratorio, el sistema hepático (hígado) y riñones.Archivo/END

Recordó que para tratar los padecimientos de la enfermedad, la persona afectada debe evitar automedicarse.

“Los nicaragüenses somos muy dados a seguir consejos del vecino, de amigos, pero en esta situación (el dengue) hay que evitar el uso la aspirinas y antiinflamatorios como diclofenaco o ibuprofeno, lo más saludable que yo daría es acetaminofén”, dijo Duarte Sotelo.