• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El ciudadano de Masaya, Edward Lacayo Rodríguez, conocido como “La Loba Feroz”, se convirtió en el quinto manifestante condenado por delitos comunes después de entrada en vigencia la Ley de Amnistía, según el registro de varios abogados defensores.

El manifestante fue declarado culpable por el delito de tráfico ilegal de estupefacientes y fue sentenciado a 15 años de prisión y 800 días multa.

El abogado Julio Montenegro informó este miércoles sobre las ilegalidades en el proceso contra Lacayo, asegurando que el proceso judicial es ilegal porque las autoridades anularon todas las pruebas de la defensa y prácticamente lo dejaron en la indefensión.

Además de Lacayo, representado por los Defensores del Pueblo, hay otros cuatro manifestantes que han sido condenados. Entre los otros cuatro condenados está Walter Juárez, de Managua; sentenciado a 8 años de prisión y 600 días multa por robo agravado y portación ilegal de armas, según el reporte de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

La abogada Yonarqui Martínez, quien lleva 25 casos de los manifestantes que todavía permanecen encarcelados, explicó que de todos los procesos que acompaña, tiene un total de tres que han sido condenados posterior a la aplicación de la Ley de Amnistía, pero no dio detalles de los nombres ni del delito por el que se les acusa, puesto que no tenía los expedientes a mano en el momento de ser consultada por El Nuevo Diario.

Defensores de derechos humanos registran que después de la aplicación de la Ley de Amnistía, el Poder Judicial continúa extendiendo condenas contra manifestantes.

Enjuiciado

Lacayo, oriundo de Monimbó, Masaya, es descendiente de una familia sandinista. Su padre murió a manos de un francotirador, luego del triunfo de la revolución en 1979, según el testimonio de su hermana, Karen Lacayo.

La hermana del encarcelado indicó que su madre, Estela Rodríguez, junto con su hermano Edward, tuvieron que asilarse en México, meses antes de la salida del dictador Anastasio Somoza Debayle, por el peligro que corrían por ser parientes de un militante sandinista.La abogada Yonarqui Martínez, quien lleva 25 casos de los manifestantes que todavía permanecen encarcelados. Archivo/END

“Ahora, arrepentidos vemos como nos persigue ese partido al que mi padre apoyó y prácticamente dio su vida, porque un francotirador lo mató luego que triunfara la revolución en 1979”, explicó la hermana de Lacayo.

Agregó que de su padre y abuelo es que Edward Lacayo heredó el oficio de herrero, con el que ha mantenido a sus tres hijos y al que se dedicó hasta que tuvo que huir de Masaya, el 7 de julio del año pasado.

Edward Lacayo se involucró en las protestas sociales antigubernamentales en abril de 2018, ya que decidió acompañar a su madre Estela Rodríguez a la manifestación convocada el 19 de abril de 2018 en Camino de Oriente, Managua.

Para Lacayo, fue frustrante ver cómo golpearon a ancianos y jóvenes, golpes de los que su madre se libró, porque encontraron donde resguardarse.

Huyó de Nicaragua

El opositor participó en todas las manifestaciones en Masaya, de donde se exilió en julio del año pasado para evitar ser encarcelado o asesinado, según declaró su hermana, Karen Lacayo.

Lacayo salió rumbo a Honduras y ahí permaneció unos meses, según su hermana, pero después junto con otros manifestantes, decidieron llevar una ayuda a Costa Rica, por lo que cruzaron al territorio nicaragüense y fue capturado el 15 de marzo de 2019 en la comunidad El Ostional, en Rivas.

Defensores de derechos humanos registran que después de la aplicación de la Ley de Amnistía, el Poder Judicial continúa extendiendo condenas contra manifestantes.Jorge Ortega/END

“Mi hermano me llamó el 14 de marzo para decirme que orara por él, porque le habían encomendado una misión, pero el 15 me doy cuenta que lo tienen preso en Rivas. La misión era llegar a Costa Rica y ahí recibiría un depósito para entregar ayuda a los refugiados, pero nunca pudo llegar. En Rivas lo detuvieron, solo se le llevaron una mochila y US$500 que llevaba”, afirmó la hermana de “La Loba Feroz”.

Desde que fue acusado de traficar estupefacientes, guarda prisión en el Sistema Penitenciario Jorge Navarro La Modelo, ubicado en Tipitapa.

La madre de Lacayo ha denunciado que su hijo ha sido maltratado por la policía y por los custodios del penal. La más reciente denuncia, interpuesta por Rodríguez, refiere que a Lacayo le están suministrando medicinas para controlar su diabetes, con olor a combustible.