•  |
  •  |
  • END

La niña Israhia de los Ángeles Blandón Mendoza, de siete años, sonríe a la vida, aunque carece de un pie, a raíz de un accidente de tránsito. Entre sus mayores deseos está volver a la escuela y jugar con sus amiguitos, dejando atrás la adversidad que muchos otros nicaragüenses sufren a diario, como víctimas de las fatalidades que ocurren en las vías.


Reportaje especial en Sucesos de mañana domingo