• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Oficina Regional del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (Oacnudh), anunció este jueves que recibirá en Panamá denuncias por violaciones a derechos humanos y abusos en Nicaragua.

De acuerdo con un comunicado publicado en las redes sociales de Oacnudh, las denuncias serán recibidas el sábado 24 de agosto a partir de las 8:30 de la mañana.

En el comunicado no se precisa el lugar en el cual serán recibidas las denuncias.

Según la información divulgada por el organismo defensor de derechos humanos, para poder interponer una denuncia primero se debe reservar el cupo para ser entrevistado por un equipo de oficiales de Oacnudh, por lo cual se debe contactar vía WhatsApp al número + 507 6169 9657.

Después de reservar su cupo para la entrevista, los miembros de Oacnudh le indicarán el lugar donde podrá interponer la denuncia.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michael Bachelet, en varias ocasiones ha manifestado su preocupación por las violaciones a derechos humanos registradas en Nicaragua a partir del estallido social que inició el 18 de abril de año pasado.

Nicaragua es señalada de graves violaciones de derechos humanos / Archivo Tanto Michael Bachelet como el Consejo de Derechos Humanos de la ONU han llamado a las autoridades nicaragüenses a cesar la represión contra opositores, garantizar el respeto a los derechos humanos, la libertad de expresión, la libre movilización, las garantías constitucionales y efectuar elecciones adelantadas, justas y transparentes.

Una misión de Oacnudh que estuvo en Nicaragua investigando los hechos de violencia registrados a partir de abril del año pasado, fue expulsada por el Gobierno.

Desde que fueron expulsados, los funcionarios de Oacnudh han dado seguimiento a la crisis de Nicaragua desde Costa Rica y Panamá.

La crisis de Nicaragua ha dejado más de 300 muertos, miles de heridos, cientos de detenidos, miles de heridos y decenas de miles de exiliados ante amenazas, asedio, persecución e intimidación por haber participado en las protestas antigubernamentales.