• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió al Gobierno de Nicaragua información sobre el estado de salud y condiciones de encierro de Jaime Enrique Navarrete Blandón, manifestante excarcelado bajo la Ley de Amnistía y recapturado al ser acusado por delitos comunes.

“Margine Blandón, madre de Jaime Navarrete, afirmó ante Meseni que su hijo, detenido en celdas de máxima seguridad de (Sistema Penitenciario de Tipitapa) La Modelo, está golpeado y con problemas respiratorios. (La) CIDH llama al Estado de Nicaragua a dar información sobre salud y condiciones de encierro de Navarrete”, manifestó el organismo de derechos humanos a través de redes sociales.

El texto de la CIDH fue acompañado por un video en el que Margine Blandón denuncia las condiciones carcelarias en las que se encuentra su hijo, quien lleva casi dos meses recluido en las celdas del Sistema Penitenciario Nacional Jorge Navarro, conocido como La Modelo, tras ser excarcelado bajo la Ley de Amnistía.

Margine Blandón detalla en la grabación enviada a la CIDH que su hijo estuvo encarcelado en una primera ocasión 360 días por participar en las protestas antigubernamentales, hasta que fue dejado en libertad bajo la Ley de Amnistía el pasado 10 de junio, sin embargo el pasado 24 de junio fue capturado nuevamente y acusado por delitos comunes.

“Mi hijo fue liberado por amnistía el 10 de junio, y a partir de ese día los policías iniciaron a estar frente a su casa, asediándolo, no lo dejaron en paz ni día, ni noche, hasta que se lo llevaron el 24 de junio”, expresa Blandón en el video.

La madre de Navarrete Blandón afirma que luego de capturar a su hijo, lo golpearon salvajemente, lo patearon, le quebraron la nariz, tres costillas y le fracturaron la rodilla, por lo que pide a la comunidad internacional justicia para su hijo.

“Mi hijo está en la cárcel de máxima seguridad, lo tienen alejado, lo están hostigando, lo están maltratando, le están diciendo cosas, lo están acabando con palabras y él necesita ayuda porque no puede comer, no puede respirar, no puede dormir, dice que ya no puede comer porque al abrir su boca, toda la cara le duele, se encuentra muy mal, necesita ayuda, necesita que lo vea un especialista, la vida de mi hijo está en peligro”, denuncia Margine Blandón.

Luego de ser capturado nuevamente Navarrete fue llevado a los juzgados para ser procesado por tenencia ilegal de armas y estupefacientes.

En la acusación presentada por la Fiscalía, se menciona que el día de la nueva detención contra Navarrete, agentes antinarcóticos requisaron al manifestante en los alrededores de la rotonda de Bello Horizonte, encontrándole dos bolsas que contenían un polvo blanco, que según la Fiscalía resultó ser cocaína y que pesaron 12.8 y 13.7 gramos, respectivamente.