• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) reporta siete sismos en Nicaragua durante las últimas 24 horas, de los cuales cinco ocurrieron en Jiquilillo, Chinandega.

El temblor de mayor magnitud alcanzó los 4.7 grados en la escala abierta de Richter y tuvo como epicentro el suroeste de Jiquilillo, Chinandega.

En el monitoreo de sismos en tiempo real disponible en el sitio web del Ineter, se indica que el primer sismo de las últimas 24 horas ocurrió al mediodía de este jueves también al suroeste de Jiquilillo, con una magnitud de 3.9 grados y 22 kilómetros de profundidad.

Además de los cinco sismos registrados al suroeste de Jiquilillo, el Ineter reporta uno al oeste de Masachapa y el más reciente al suroeste de Corinto, con una intensidad de 2.7 grados.

Los datos brindados por Ineter fueron confirmados por la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo a través de medios de comunicación oficialista a mediodía de este viernes.

El pasado lunes 19 de agosto el Ineter reportó que se activó un enjambre sísmico en Managua, luego de que a las 7:50 de la mañana se registrara un sismo de 3.4 grados en la escala abierta de Richter.

Debido a su posición geográfica, Nicaragua es un país altamente sísmico. Foto: Archivo/END

Las autoridades no han detallado si este enjambre sísmico continúa activo, pero desde el pasado martes el Ineter no registra temblores en Managua.

Según explicó, el enjambre sísmico provocó varios microsismos, sin embargos estos no se registraron en el sistema del Inter debido a su baja intensidad.

El epicentro del enjambre sísmico se registró frente al laboratorio de criminalística, de la Policía Nacional, en carretera a Masaya, justo en el mismo lugar, donde ocurrió otro fenómeno similar en marzo de 2016.

El pasado lunes 19 de agosto el Ineter reportó que se activó un enjambre sísmico en Managua. Foto: Archivo/END

En febrero de 2018 y en marzo de 2017 Managua también sufrió otros enjambres sísmicos a causa de fallas locales.

Debido a su posición geográfica, Nicaragua es un país altamente sísmico y Managua, León y Chinandega son los departamentos más afectados.