• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Dos menores de edad más murieron a causa del dengue este fin de semana, con ellos suman 14 las víctimas fatales de esta enfermedad en Nicaragua.

De los 14 fallecidos por dengue en el país, 11 tienen menos de 15 años de edad, según los datos que ha brindado el Gobierno.

Las más recientes víctimas mortales del dengue fueron reportadas el viernes 23 de agosto en Managua, una niña de 5 años y un niño de 9 años, según el Ministerio de Salud (Minsa).

Britany Chantal Gutiérrez Lacayo, de 5 años, y Santiago Israel Martínez Calero, de 9 años, fallecieron en el Hospital Fernando Vélez Páiz.

Según el Minsa, ambos tenían dengue confirmado y murieron por paro cardiorrespiratorio.

El Minsa había informado que los niños son los mayores afectados por esta enfermedad, lo cual los ubica como el grupo más vulnerable, seguido de las mujeres embarazadas y los adultos mayores.

De los 14 fallecidos por dengue en el país, 11 tienen menos de 15 años de edad, según los datos que ha brindado el Gobierno.Oscar Sánchez/END

Francisco Toledo, epidemiólogo y máster en salud pública y docente de la Universidad Americana (UAM), en una entrevista para El Nuevo Diario había advertido que “el blanco del zancudo es el niño”, porque permanecen más en la casas y son menos cuidadosos que los adultos con los zancudos.

La OPS también señala que la causa de mayor afectación en los niños podría estar relacionada con que representan a una población que ha estado menos expuesta al virus y, por ende, carecen de defensas contra el dengue.

Según las últimas cifras oficiales, en lo que va del año los centros de salud públicos se han atendido 74,383 casos sospechosos de dengue, de los cuales se han confirmado 3,552.

Falta de Información

Crisanta Rocha, infectóloga pediatra, afirmó que la afectación mayoritaria en niños puede ser también por falta de información de la población y por la automedicación.

Indicó que por la complejidad de la enfermedad, la fiebre puede irse y los padres creen que el menor ya está bien, pero en ese momento es cuando suceden las complicaciones.

“La hora cero es cuando se va la calentura, en ese momento se pueden bajar las plaquetas”, explicó Rocha.

La experta recomendó a los padres tomar toda fiebre como si se trata de dengue y llevar de inmediato a sus hijos al hospital y no automedicarlos.

Incluso en el hospital, los padres deben exigir que el médico que atienda a sus hijos sea estandarizado o capacitado para atender pacientes con síntomas de dengue.

Además, deben procurar que el seguimiento de la enfermedad debe ser por laboratorio.

“El niño debe cuidarse, debe andar con pantalón y cubrirlo con mosquitero al dormir, porque el zancudo transmisor ahora puede picar de noche o en la madrugada”, apuntó.

Siete de cada diez personas en el continente americano están expuestas a contraer dengue, una enfermedad que este año ya supera los 2 millones de casos en la región, advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS), en una conferencia reciente sobre epidemias en La Habana.

La enfermedad sigue haciendo estragos en Honduras, donde la cifra de muertos llegó a 101, según el Ministerio de Salud de ese país.

Entre tanto, el Colegio de Médicos de El Salvador informó este fin de semana que observa una pasividad de parte del Ministerio de Salud de ese país en el abordaje del problema que ocasiona el incremento de los casos de dengue.

Milton Brizuela, presidente del Colegio de Médicos de El Salvador, afirmó que al igual que otros países de la región, están en “un año epidémico”, según lo alertó la OPS.