• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El Concejo Municipal de Mulukukú, en el Caribe Norte de Nicaragua eligió este lunes al agricultor Francisco Obando como nuevo alcalde de este municipio tras confirmarse el exilio de Apolonio Fargas, quien se vio obligado a huir del país luego de que la Policía Nacional ordenara su captura.

Francisco Obando fungía como jefe de bancada municipal del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y contó con el respaldo de 13 votos sumados entre los concejales del PLC y del Partido Ciudadanos por la Libertad (CXL).

La elección de Francisco Obando se dio en un ambiente tenso, entre discusiones de los concejales del PLC, quienes decidieron no respaldar a la vice alcaldesa Silgia Gómez, a pesar de ser liberal.

“Según el artículo 155 de la ley electoral, me corresponde a mí dirigir las sesiones del Consejo Municipal, pero no me dejaron hacerlo, otra irregularidad es que no presentaron la carta de renuncia de Apolonio, y la ley dice que, ante la ausencia del alcalde, asume el vicealcalde y hasta en un periodo de 60 días de ausencia del edil, el Concejo debe sesionar para decidir qué hacer”, explicó Silgia Gómez, vicealcaldesa, quien impugnará la decisión del Concejo.

Los 11 meses que Apolonio Fargas estuvo preso, Silgia Gómez era quien estaba al mando de la alcaldía de Mulukukú.

Apolonio Fargas había sido excarcelado bajo la Ley de Amnistía luego de pasar 11 meses encarcelado al ser señalado por la Fiscalía de terrorismo, crimen organizado y asesinato en el marco de las protestas antigubernamentales de 2018.

Silgia Gómez, vicealcalde de Mulukukú / Archivo El cinco de agosto miembros de la Contraloría General de la República llegaron la Alcaldía de Mulukukú para realizar una auditoría, sin embargo el alcalde Apolonio Fargas pidió prórroga, para darles las condiciones de mobiliario, oficinas y toda la documentación que pedían los auditores.

Veinticuatro horas después los auditores de la contraloría volvieron a presentarse a la comuna de Mulukukú y en esta ocasión Apolonio Fargas no se encontraba porque estaba realizando diligencias en Managua.

Luego oficiales de la Policía Nacional allanaron la Alcaldía en un operativo que se hizo casi de manera simultánea con el allanamiento de la casa del alcalde Apolonio Fargas, quien no estaba en su vivienda al momento que oficiales y civiles encapuchados forzaron los portones y entraron sin orden de allanamiento.

Allanamiento a la alcaldía de Mulukukú / Archivo Después de esta acción de la Policía y de conocer que había una orden de detención en su contra Apolonio Fargas no regresó a su casa y se volvió a saber de él hasta este fin de semana cuando anunció que se había exiliado en Costa Rica.