• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Familiares denunciaron que agentes de la Policía Nacional hirieron de tres disparos al manifestante excarcelado Francisco Javier Hernández Velásquez, de 34 años, en el momento en que lo detenían en su casa en el barrio San Judas, en Managua, este lunes alrededor de las 5:00 p.m.

La policía detuvo en el lugar a su hermano Lester Mendoza, de 30 años, y a un adolescente de 17 años, quien era un vecino que pasó por el lugar en el momento en que llegaron los agentes, según la versión de los familiares.

Julio Hernández, tío de los detenidos, aseguró que la policía llegó porque Hernández Velásquez discutió con su pareja y ella llamó a la policía por una supuesta agresión.

El tío indicó que la policía esposó a Francisco Javier Hernández Velásquez pero de alguna manera se escapó y al correrse, le dispararon.

Hernández Velásquez recibió atención médica en el Hospital Fernando Vélez Páiz, pero luego lo trasladaron a la estación policial del Distrito Tres de Managua, donde están detenidos Lester Mendoza y el adolescente, dijo a El Nuevo Diario, Reina María Mendoza, hermana de manifestante excarcelado. Se desconoce el tipo de heridas que tiene, pues los médicos no dieron información a la familia.

“Mi hijo tenía tres disparos, yo vi que llevaba uno en la espalda, uno en la cadera y otro en la pierna”, precisó Yadira de Jesús Hernández, madre de Hernández Velásquez, quien el Ministerio de Gobernación excarceló el 30 de mayo de este año junto a 49 manifestantes.

En el lugar de la casa donde la policía le disparó a Hernández Velásquez quedaron manchas de sangre.

n el lugar de la casa donde la policía le disparó a Hernández Velásquez quedaron manchas de sangre. Orlando Valenzuela/END

La madre afirma que al momento de la detención de su otro hijo Lester Mendoza, los agentes lo golpearon “brutalmente” en la cara e iba ensangrentado.

“Yo les pedí que lo dejaran de golpear (a Mendoza), ya lo habían detenido y lo seguían golpeando”, expresó.

Hernández indicó que Mendoza intentó defenderla, ya que los policías la amenazaron porque ella pedía ver el estado de Francisco Javier Hernández Velásquez.

La madre del menor detenido, Sorayre González, afirmó que un testigo vio el arresto de su hijo y aseguró que también lo golpearon.

Al momento que el equipo de El Nuevo Diario llegó a la casa de la víctima, dos peritos de la policía se conversaban con Julio Hernández, tío de dos de los tres detenidos, sin embargo, al momento de consultarles sobre los hechos, se retiraron.