• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Policía Nacional asedió desde anoche de ayer la iglesia San Miguel Arcángel en Masaya, donde familiares de manifestantes que aún permanecen presos asistieron la tarde de este miércoles a una misa para pedir por su liberación.

En el parque San Miguel, el cual está ubicado frente a la iglesia del mismo nombre se desplegaron al menos 25 oficiales de Policía durante la misa.

Los oficiales que asediaron la iglesia San Miguel eran liderados por el Comisionado Ramón Avellán, subdirector de la Policía Nacional, quien es señalado de dirigir la operación limpieza en Masaya.

Pese al asedio de la Policía los familiares de manifestantes llegaron al templo, cuyo altar estaba decorado con la bandera de Nicaragua.

Los pilares de la iglesia también estaban engalanados con mantas y ramos azules y blancos.

La eucaristía por la liberación de los manifestantes fue oficiada por el sacerdote Edwin Román, quien en julio del año pasado fue golpeado por simpatizantes del Gobierno en la basílica de Diriamba Carazo y ha recibido constantes amenazas por haber abierto las puertas de su iglesia para curar heridos durante las protestas.

Comisionado Ramón Avellán y policías asedian iglesia San Miguel en Masaya / Oscar Sánchez

Tras finalizar la misa la Policía se apostó en la entrada de la iglesia y simpatizantes del Gobierno se instalaron en el parque que está frente al templo.

Ante el asedio y hostigamiento, las personas que asistieron a la misa se retiraron por las puertas traseras de la iglesia, sin registrarse mayores inconvenientes.

Las patrullas que estaban apostadas frente a la iglesia se retiraron luego de que los feligreses y familiares de manifestantes presos se fueron del templo.

Simpatizantes del Gobierno y Policía asedia iglesia San Miguel / Oscar Sánchez A la misa asistieron algunos excarcelados de Masaya entre ellos, el periodista Marlon Powell y Chester Membreño.

Ayer la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia anunció que 128 personas aún se encuentran detenidas por haber participado en las protestas antigubernamentales que estallaron en abril del año pasado y que dejaron más de 300 muertos, miles de heridos y decenas de miles de exiliados ante amenazas, asedio intimidación y persecución por haber participado en las protestas antigubernamentales.

En la misa también participó Michael Healy y Edwin Carcache en representación de la Alianza Cívica.