• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) informó al Consejo Permanente que sostuvo un encuentro con una delegación del Gobierno de Nicaragua, para iniciar un proceso de reformas electorales.

El encuentro se desarrolló el pasado domingo 25 de agosto e intercambiaron “puntos de vista” sobre la implementación de este proceso de transformación en material electoral en Nicaragua, dijo Luis Ángel Rosadilla, emisario de la Secretaría General de la OEA en Managua, y además, testigo y acompañante del proceso de negociación entre la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) y el gobierno de Daniel Ortega.

Rosadilla agregó que en los próximos días dará respuesta a la propuesta gubernamental de trabajar las reformas electorales en Nicaragua.

“Las reformas políticas y electorales deben ser congruentes con la Carta Democrática y los demás instrumentos jurídicos interamericanos”, adelantó Rosadilla.

En el informe de la Secretaría General de la OEA presentado este miércoles durante la sesión del Consejo Permanente, Rosadilla recordó que el Gobierno nicaragüense le comunicó el 28 de julio que no continuaría en la mesa de negociación y propuso retomar los trabajos de las reformas electorales que había iniciado con el organismo continental.

Reacción

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia anunció en un comunicado de prensa que las reformas deben realizarse a cómo se planteó en la hoja de ruta de las negociaciones del diálogo.

“Ante la propuesta hecha por el Gobierno a la Secretaría General de la OEA el pasado 25 de agosto, de recibir acompañamiento en la elaboración de reformas electorales unilaterales, la Alianza Cívica insta a dicha Secretaría General a rechazar dicha solicitud y ratificar al gobierno que este tema debe ser abordado conforme la hoja de ruta y la Agenda consensuada con la Alianza Cívica. A juicio de la Secretaría General, los temas de la agenda de negociación son concordantes con las necesidades expuestas en la Carta Democrática de la OEA”, expresó la alianza opositora.

La revelación del encuentro entre el Gobierno y la OEA fue catalogada por Mario Arana, de la Alianza Cívica, como un intento del Gobierno de desarrollar un proceso de negociación en un terreno preparado a su conveniencia.

“Obviamente, lo que está tratando de hacer (Daniel) Ortega es baipasear (sortear) a la Alianza y la negociación, para trabajar en su terreno con los partidos políticos, con los actores que ya conocemos y que en el pasado ha tenido controlados; y si eso es así, creo que no le vamos a comprar al país estabilidad de largo plazo, porque la regla importante en la mesa de negociación es que a los acuerdos se llega por consenso”, argumentó Arana.

El 18 de julio, la Alianza Cívica hizo pública su decisión de retornar al proceso en la mesa de negociación

Agregó que este tipo de estrategias, de tratar de “imponerse el uno sobre otro”, no abonan en nada para encausar al país en una solución definitiva a la crisis.

“En el consenso está la clave, para mí, para lograr un entendimiento en este país. No es imponiendo uno el juego sobre el otro”, destacó Arana.

Informe del diálogo

Rosadilla hizo una retrospectiva del proceso, acuerdos logrados y cumplidos, así como aquellos que quedaron pendientes de alcanzar e implementarse.

“La liberación de los presos ha sido reconocido como el logro de mayor valor, valor para las personas liberadas, para sus familias”, dijo Rosadilla.

Expresó que se considerarán los puntos pendientes de la agenda consensuada en las negociaciones del diálogo que se efectuó entre el Gobierno y la Alianza Cívica.

El diálogo nacional inició el pasado 27 de febrero y se suspendió el 3 de abril. Posteriormente, entre el 3 y 29 de abril, la mesa de negociación tuvo un impase que solo fue levantado el 24 de ese mes para recibir el informe de Cristóbal Fernández, jefe de la sección de cooperación técnica electoral del Departamento para la Cooperación y Observación Electoral (DECO) de la OEA.

Rosadilla explicó que a inicios de mayo hubo esfuerzos para reanudar el diálogo entre ambas partes, pero se cerraron el 16 de mayo, después de que el Ministerio de Gobernación confirmó la muerte a balazos del manifestante Eddy Montes, en la cárcel La Modelo.

Tras esa muerte, desde el viernes 17 de mayo no se reúne la mesa de negociación y el día 20 de mayo la Alianza Cívica informó su retiro hasta que el Gobierno de Nicaragua excarcelara a todos los manifestantes presos de la lista conciliada.

Luis Almagro. Archivo/END

El 18 de julio, la Alianza Cívica hizo pública su decisión de retornar al proceso en la mesa de negociación, convocando al Gobierno de Nicaragua y a los testigos para el día 31 de julio.

A pesar de eso, el día 28 de julio el Gobierno de Nicaragua comunicó a la Secretaría General de la OEA que no va a continuar en la mesa de negociación y planteó retomar los trabajos de la reforma político-electoral, en el marco de los acuerdos vigentes entre la Secretaría General de la OEA y el Gobierno.