• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó este miércoles la formación de una comisión de alto nivel que pretende visitar Nicaragua para ayudar a encontrar una salida a la crisis sociopolítica del país, iniciada en abril de 2018.

La comisión tendrá un lapso de 75 días para presentar un informe sobre la situación en Nicaragua y las gestiones que esta pueda efectuar.

La creación de esta comisión fue acordada el 28 de junio pasado en la 49 Asamblea General de la OEA, desarrollada en Medellín, Colombia, y estará integrada por cinco países: EE. UU., Canadá, Jamaica, Argentina y Paraguay.

En la sesión se confirmó como integrante de esta comisión al diplomático argentino Leopoldo Francisco Sahores, actual subsecretario de Asuntos de América del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto del país suramericano.

Al respecto, la representante de Argentina, Paula Bertol, destacó que Sahores es un experto en negociación y será una pieza valiosa para el proceso que la OEA está por iniciar en Nicaragua.

Estará también la embajadora Elisa Ruiz Díaz Bareiro, representante permanente de Paraguay ante la OEA; y Carlos Trujillo, representante de EE. UU. ante la OEA.

La comisión fue aprobada con 21 votos a favor, tres en contra y ocho abstenciones, además de dos países ausentes.

Los países que respaldaron la formación de la comisión son: Bahamas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Ecuador, EE. UU., Haití, Guyana, Honduras, Jamaica, Paraguay, Perú, República Dominicana, Santa Lucía, Venezuela, Argentina, Uruguay y Panamá.

La delegación del Gobierno de Nicaragua solo fue apoyada por dos naciones, San Vicente y las Granadinas y Surinam.

Entre los representantes que se abstuvieron de emitir votos figuran las delegaciones de México, Bolivia, Guatemala, Dominica, Trinidad y Tobago, Barbados, Belice y Antigua y Barbuda.

Grenada y San Cristóbal y Nieves fueron los países ausentes durante la votación.

END

Trujillo

El representante de EE. UU. señaló que el organismo ha sido “muy paciente” con el Gobierno de Nicaragua para que este dé muestras de voluntad política y cumpla con los acuerdos suscritos con la oposición en el país.

Trujillo destacó que en este proceso, el Consejo Permanente de la OEA ha recibido cinco informes de distintos organismos de derechos humanos y especialistas jurídicos externos.

“Se ha pedido que vaya una comisión a Nicaragua, varias veces se ha pedido al Gobierno que coopere y se ha negado en reiteradas ocasiones a ofrecer cooperación. En un mismo momento, el Gobierno ha negado la evidencia presentada por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales o del mismo Consejo Permanente (de la OEA); su única respuesta fue con retórica política”, dijo Trujillo.

Posteriormente, en su cuenta de Twitter, el embajador estadounidense en la OEA manifestó que “ahora debemos reconocer que se requiere una presión diplomática mejorada y más fuerte para que el gobierno de (Daniel) Ortega negocie seriamente”.

El diplomático de EE. UU. señaló que la comisión diplomática de alto nivel facilitará la rendición de cuentas y buscará poner fin al sufrimiento de los nicaragüenses.

Las delegaciones de Jamaica y Canadá informaron que en días posteriores darán a conocer los nombres de las personas que propondrán para integrar esta comisión.

La delegación de Jamaica anunció que su representante será presentado a finales de esta semana o, a más tardar, el próximo martes, mientras que Canadá manifestó que remitirá el nombre de su representante a través de una nota diplomática, que será enviada a la presidencia del Consejo Permanente de la OEA.

Miembros de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia. Archivo/END

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia anunció en un comunicado de prensa su respaldo a la Comisión con una invitación a llegar al país “a la mayor brevedad” y anunció su disposición a colaborar.

"La Alianza Cívica reitera su compromiso de trabajar con dicha Comisión en la búsqueda de esta solución y para este fin invita a la misma a llegar al país a la mayor brevedad y así contribuir a la salida negociada a la crisis", dijo la Alianza

Por su parte el Gobierno de Nicaragua no se ha pronunciado de manera oficial sobre la creación de dicha Comisión.

Nicaragua rechaza comisión

El embajador de Nicaragua ante la OEA, Luis Alvarado, rechazó el establecimiento de esta comisión. Dijo que no había sido solicitada por su país y que representaba un nuevo intento de injerencia contra su autodeterminación.

“Nicaragua rechaza cualquier imposición. Rechaza cualquier pretensión de tutelar nuestro valiente país. Nicaragua rechaza cualquier voluntariosa e injerencista propuesta, activadas de políticas que hemos desconocido por trastocar nuestra institucionalidad, nuestra Constitución, nuestras leyes, nuestra identidad y derechos nacionales. No aceptamos, por lo tanto, así lo hemos hecho constar y lo hacemos hoy nuevamente, que se establezcan mecanismos que Nicaragua no ha solicitado o que otros países pretendan decidir por nosotros e imponerse arbitraria, ilegal e ilegítimamente alrededor de nuestros asuntos internos”, argumentó Alvarado.

La crisis política en Nicaragua ha causado la muerte de 328 personas, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Sin embargo, “Nicaragua no reconoce grupo de trabajo o cualquier comisión que no hemos solicitado”, enfatizó Alvarado.