• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El Gobierno de Costa Rica reiteró este miércoles “su más enérgica y rotunda protesta” ante el Gobierno de Nicaragua, por las supuestas acciones de efectivos del Ejército nicaragüense.

Costa Rica dice que tiene “evidencia sólida” de que militares “penetraron a territorio costarricense y dieron muerte a un nicaragüense”, rechazando las afirmaciones de la Cancillería de Nicaragua emitidas la noche del martes.

El Ejército de Nicaragua ha informado en dos ocasiones a El Nuevo Diario que desconocen el caso y están investigando lo sucedido.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, pidió investigar la denuncia de Costa Rica sobre la supuesta incursión de militares de Nicaragua. “Instamos a que una situación semejante no vuelva a repetirse, la misma es completamente contraria a los principios y valores fundamentales de preservar la paz en la región y de estabilidad y seguridad de todos nuestros países”, dijo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua rechazó “las infundadas aseveraciones de las autoridades del Gobierno de Costa Rica”. Archivo/END

“Es importante que la investigación del hecho y el esclarecimiento del asesinato por parte de la justicia sea absolutamente realizado”, enfatizó Almagro durante la sesión del Consejo Permanente de la OEA, el miércoles.

Por su parte, la Cancillería nicaragüense divulgó la noche del miércoles una segunda nota enviada a San José donde reitera su rechazo “a los infundados señalamientos en contra del Ejército de Nicaragua, siendo evidente la burda manipulación del Gobierno de Costa Rica al afirmar una supuesta incursión en territorio costarricense, hecho que negamos de forma categórica.

El Gobierno nicaragüense sostiene que la policía llegó a cubrir un asalto armado en una pulpería cerca de la frontera, en el municipio de El Castillo, y acusó a Costa Rica de desviar la atención por la muerte de otro nicaragüense, abatido dos semanas antes por la fuerza pública, también en la zona fronteriza, pero en territorio costarricense.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, pidió investigar la denuncia de Costa Rica. Archivo/END

En la prensa costarricense trascendió que Rubén Loáisiga, de 24 años, falleció de tres disparos en suelo tico, a pocos metros de la línea fronteriza con Nicaragua, pero habría implorado por su vida antes de recibir un tiro de gracia.

Según contaron los vecinos, ellos vieron llegar por un sendero a los soldados del ejército. Afirman que la forma de actuar de los militares fue violenta, atacando a dos de los tres habitantes de la casa e incluso los tiraron al suelo, según la información del periódico.

La muerte del nicaragüense Rubén Loáisiga, de 24 años, sigue en el misterio. Son varias las versiones que corren alrededor de este deceso, una de ellas es que se trata del asalto a una pulpería donde presuntamente habría participado el nicaragüense, sin embargo, esta fue desmentida por vecinos del difunto.

Bandera de Costa Rica. Archivo/END

La víctima era padre un niño de 2 años que vive en un poblado del lado costarricense, ya que su mamá es tica. Se dedicaba a labores de jornalero en fincas agrícolas.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua rechazó “las infundadas aseveraciones de las autoridades del Gobierno de Costa Rica”, en relación a la supuesta incursión del Ejército nicaragüense en su territorio, donde murió una persona.

La Policía de Nicaragua emitió un comunicado la noche del martes, informando que el lunes 26 de agosto, a las 10:15 a.m., hubo un robo con intimidación en comarca Poco Sol, cometido por cuatro sujetos armados, entre ellos Rubén Amado Loáisiga Rodríguez, alias Pata de Lora. El comunicado añade que la Policía nicaragüense está investigando este caso.