• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Un total de 135 nicaragüenses fueron capturados en un operativo en la zona de Crucitas de Cutris, San Carlos, zona norte de Costa Rica, donde habían incursionado para realizar prácticas de minería ilegal, informó la Presidencia de la República de ese país, a través de su página web.

La información, publicada el 27 de agosto, cita al viceministro de Seguridad Pública, Luis Carlos Castillo, quien informó que la Fuerza Pública, la Policía de Fronteras, la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS) y la Policía de Migración, llevaron a cabo lo que denominaron Operación Lapa III, que permitió el descubrimiento de este grupo de personas que habían incursionado a realizar labores de minería ilegal.

Castillo detalló que remitieron ante las autoridades migratorias a los 135 nicaragüenses en condición migratoria irregular, muchos de ellos permanecían dentro de cuarterías improvisadas que se dedicaban a la extracción de oro de manera ilegal.

as autoridades se han incautado de cerca de media tonelada de sedimento minero. Cortesía/END

Las autoridades costarricenses informaron que incautaron herramientas y equipos para practicar la minería ilegal, entre los que se encuentran 10 palas, siete cayucos, 19 linternas de cabeza, dos linternas de mano, cinco bombas de agua, dos rastras artesanales y cuatro pilones artesanales, entre otros artículos.

Vehículos robados

Castillo añadió que incautaron desde vehículos robados hasta novedosos equipos para practicar la minería ilegal, como un diferencial de un camión, que es parte de lo que las autoridades encontraron en una nueva incursión en Crucitas de Cutris.

Las autoridades se han incautado de cerca de media tonelada de sedimento minero, además de oro ya procesado.

Según lo informado por el comisionado Allan Obando, director de la Policía de Fronteras, el contingente policial también frenó actividades de tala ilegal de bosques primarios y secundarios para fabricar instalaciones con la madera, tales como cuarterías, pues localizaron gran cantidad de tablas y otras piezas de madera debidamente aserradas.

Castillo detalló que remitieron ante las autoridades migratorias a los 135 nicaragüenses en condición migratoria irregular. Archivo/END

Obando agregó que dicha madera fue remitida a las autoridades del Ministerio del Ambiente y Energía (Minae) para que se le dé un uso más apropiado.

El jefe policial indicó que los oreros pasaron de la modalidad de extracción tipo “hormiga”, pues era muy artesanal, a usar equipo pesado para realizar extracción a gran escala, utilizando el diferencial de un camión.

De igual manera están usando vehículos de último modelo para actividades propias de minería ilegal, además de motocicletas con denuncia por robo, por lo cual fueron decomisadas.