• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La crisis económica está reflejándose también en la cantidad de ofrendas que reciben las iglesias de parte de sus feligreses. Este sábado se conoció que a la administración de la Catedral Metropolitana de Managua se le está dificultando sufragar los gastos de mantenimiento.

Ante esta situación, el presbítero y rector de la catedral, sacerdote Luis Herrera, ha lanzado un SOS a la feligresía católica.

“La situación está tan difícil en todo el país, que es como difícil que el mantenimiento de la catedral sea como antes. Por eso apelábamos a la generosidad de las personas que quisieran ayudarnos con lo que sea”, indicó Herrera.

El sacerdote explicó que los feligreses están llegando a la iglesia, pero no ofrendan como en otros tiempos, debido al desempleo y encarecimiento de la vida.

“Los gastos en los que se incurre es mantenimiento de luz, son 50 mil córdobas mensuales, es un gasto serio. Tenemos el pago de INSS de todos los trabajadores que anda por los 40 mil mensuales, aquí pagamos el INSS a los trabajadores, no evadimos nada”, precisó.

En el atrio de la catedral de Managua mendigan al menos 50 personas, número que se incrementa los fines de semana.  Oscar Sánchez\END

Herrera señaló que también gastan en papelería, telefonía y pagan a jardineros y los sacristanes que se encargan de mantener limpia la catedral, que este domingo cumple 26 años de haber sido construida.

“No son solo los sacristanes que limpian adentro, hay también jardineros y cuatro celadores (vigilantes), entonces la planilla se agigantó y andamos por los 150 mil córdobas mensuales en gastos”, mencionó el sacerdote, quien enfatizó que la catedral se mantiene por las ofrendas y no por donaciones de empresas o del Estado.

“Cada parroquia paga sus gastos y lo hace con lo que la gente da. Nosotros no tenemos ningún ingreso de empresas o del Estado que diga que nos van a subsidiar, y ahí están los recibos de luz que lo demuestran, yo mismo los he ido a pagar, si no pagamos el recibo nos cortan la luz”, argumentó Herrera.

Ayuda

El rector también mencionó que están ayudando a personas desempleadas que se han acercado en busca de ayuda.

El Nuevo Diario constató este sábado que al menos 40 personas permanecían mendigando en el atrio y los alrededores de la iglesia.

En fines de semana, según explicaron algunas de estas personas, la cantidad de quienes acuden a pedir limosna aumenta considerablemente.

Sacerdote Luis Herrera, rector de la Catedral de Managua. Oscar Sánchez\END

“Fijos, fijos, somos como 50 de lunes a jueves, pero ya el viernes y fin de semana somos más, como 100. Está viniendo más gente y ya no es como antes que la gente se acercaba y nos daba dinero o comida”, precisó Otilia Oporta, de 55 años.

A criterio de la señora, los feligreses han dejado de ayudarles por la actual crisis económica y por la presencia policial en los alrededores.

“Lo que pasa es que a la gente le da miedo, cada vehículo que entra la Policía apunta la placa, una señora que venía a dejarnos comida dice que ya no viene porque no la han dejado entrar. Me acuerdo que antes me iba de aquí con 200 0 300 córdobas, pero ahora nada”, aseguró Oporta.