• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Un fuerte dispositivo policial rodeó la mañana de este domingo la iglesia Santa Catalina de Alejandría, en Catarina, Masaya, donde se realizó una misa en honor las víctimas de la represión durante las protestas antigubernamentales que estallaron en abril del año pasado en Nicaragua.

Los agentes antidisturbios formaron un cordón alrededor de la iglesia y ubicaron patrullas frente al templo.

Feligreses que asistieron a la eucaristía manifestaron a El Nuevo Diario que los agentes se posicionaron frente a la iglesia desde horas antes de que iniciara la misa.

El operativo policial estuvo liderado por el comisionado Ramón Avellán, subdirector de la Policía Nacional.

En la celebración participaron excarcelados, parientes de manifestantes asesinados durante la represión a las protestas y familiares de personas que aún permanecen detenidas por haber participado en las protestas antigubernamentales.

En la eucaristía el sacerdotes Jairo Velázquez, llamó a los presentes a ser humildes.

Asimismo, elevó oraciones por los manifestantes que continúan presos, los que están excarcelados pero son asediados y por la paz de quienes fueron asesinados en el contexto de las protestas sociales.

Los familiares del manifestante Denis Javier Palacios Hernández, apresado el pasado 23 de julio de este año participaron en la eucaristía y pidieron en sus oraciones por su libertad.

Otros ciudadanos llegaron a la misa portando los colores azul y blanco de la bandera nacional.

Al finalizar la misa los feligreses lanzaron globos azul y blanco / Jorge Ortega

Algunas niñas asistieron con la flor de Sacuanjoche en sus cabellos, otros con camisetas con el lema "juntos somos un volcán" y algunos con trajes folclóricos.

Mientras se realizaba la misa, manifestantes excarcelados aprovecharon para vender fuera de la iglesia las artesanías que ellos mismos elaboran, para poder obtener un ingreso ya que luego de salir de la cárcel no han podido conseguir trabajo.

Algunos de los productos son pulseras, sandalias, bolsos, aretes y camisetas.

Al finalizar la eucaristía los ciudadanos elevaron consignas como "viva Nicaragua libre" y "justicia, justicia".

También se entonaron las notas del himno nacional y la canción “Nicaragua Nicaragüita”.

Los asistentes a la misa también aprovecharon para lanzar globos y confites azul y Blanco, una acción que se convirtió en protesta contra el Gobierno en los últimos meses, luego de que la Policía Nacional prohibiera desde septiembre del año pasado cualquier tipo de manifestación antigubernamental.

Durante la misa se pidió por la paz de los excarcelados / Ana Cruz

La crisis de Nicaragua dejó más de 300 muertos, miles de heridos, cientos de detenidos y decenas de miles de exiliados ante amenazas, asedio e intimidación por haber participado en las protestas antigubernamentales.