• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), Leopoldo José Brenes pidió a los nicaragüenses orar por la libertad de expresión, tras más de un año de que los periodistas y medios de comunicación del país sufran represión.

“Juntos oremos por el urgente establecimiento de un Estado moderno y pluralista que promueva la libertad de expresión, aquella que se encarna en el poder del pueblo y de expresarse y nutrirse del intercambio de ideas, opiniones y posiciones. María, madre de la iglesia, ruega por nosotros”, dijo el cardenal Brenes en el mensaje pascual de la CEN compartido en un video publicado en sus redes sociales.

Dese el 18 de abril del año pasado Nicaragua es considerado uno de los países en los que no se respeta el derecho a la libertad de expresión.Policía Nacional agrede a periodistas / Archivo El asesinato del periodista Ángel Gahona, quien murió a balazos el 21 de abril de 2018 mientras daba cobertura a las protestas antigubernamentales en Bluefields, provocó un gran rechazo a nivel internacional hacia el Gobierno de Nicaragua en los que refiere a la libertad de prensa y derechos humanos.

Durante la crisis que vive el país desde el año pasado, los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau permanecieron casi seis meses detenidos en condiciones inhumanas, luego de que la Policía Nacional allanara las instalaciones del clausurado canal de televisión 100% Noticias.

Debido a las constantes agresiones y amenazas contra los periodistas, más de 50 profesionales de la comunicación se vieron obligados a exiliarse para resguardar su seguridad.

Un informe anual de la Relatoría Especial para la Libertad de Prensa de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reveló que Nicaragua fue uno de los países en los que la libertad de prensa sufrió más retroceso durante 2018.

Cardenal Leopoldo Brenes / Archivo Durante las negociaciones del diálogo el Gobierno de Nicaragua firmó un Acuerdo para Fortalecer los Derechos y Garantías Ciudadanas, donde el Ejecutivo se comprometió a garantizar la importación y entrega de papel, maquinaria, equipos, repuestos y refacciones para los medios de comunicación social escritos, radiales y televisivos, que han sido retenidos o confiscados desde el año pasado, pero hasta el momento este acuerdo no se ha cumplido.