• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La propuesta final sobre reformas constitucionales y electorales, en la que trabaja la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) podría quedar lista a mediados de septiembre, indicó Max Jerez, coordinador de la Comisión de Gestión Política de la organización opositora, que trabaja en el proceso de consultas con los distintos sectores del país.

El jueves pasado este grupo opositor presentó los puntos que a su juicio deben cambiar en la Constitución Política y en la Ley Electoral, con la intención de iniciar un debate, recoger aportes y finalizar lo que sería la iniciativa de ley de reformas a la Constitución y a la Ley Electoral, informó la Alianza.

Jerez sostuvo que el documento final estaría listo “entre mediados de septiembre o en las últimas semanas de este mes, eso esperamos. Nos interesa cumplir un proceso amplio de consultas y que todos sientan que sus opiniones han sido tomadas en cuenta”.

Jerez informó que en los próximos días se seguirá generando discusión alrededor de la propuesta de la Alianza, explicando que los cambios en aspectos específicos y en cuestiones más técnicas son las que generan mucho debate en torno a los partidos políticos, “porque es ahí donde hay órdenes de prioridad”.

El tema de flexibilizar la metodología para para otorgar personería a partidos políticos genera discusión, observó Jerez.

Consejo Supremo Electoral. Archivo/END

Despartidizar la integración de las mesas electorales y juntas receptoras de votos, eligiendo a sus miembros aleatoriamente y sin vínculos políticos, probablemente produzca debates, “porque para los partidos es importante que quienes conformen esas mesas sean miembros de sus organizaciones, pero hay posibilidades de llegar a un consenso bastante pronto”, valoró.

“Pero la idea es que se discuta, hay puntos en que los partidos están a favor o en contra. Los temas constitucionales son mucho más generales y producen mucho mayor consenso”, añadió.

Aportar a la discusión

Para el exdiplomático y analista político José Dávila, lo más importante en este momento es “hacer aportes a la propuesta de reformas”.

“Más que debate, lo que hay que generar son los aportes, porque debemos entender que entramos a una etapa en la que el Gobierno cerró el diálogo y no tiene interés en discutir con la oposición reformas electorales, quieren discutir el caso solamente con la OEA de forma bilateral, entonces, tenemos que hacer el esfuerzo de juntarnos y dar aportes”, expresó Dávila.

Para Dávila, todas las diferencias que surjan respecto a las reformas deben ser debatidas con toda madurez para llegar a una propuesta general de consenso.

Miembros de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia. Archivo/END

Comentó que entre los puntos que avivan la discusión está la sugerencia de que los diputados no sean obligados solo a defender las posiciones oficiales de sus partidos y que las autoridades electorales en todos los niveles, no deben ser representativas de las organizaciones partidarias.

“La polémica se da en los puntos donde se representan las propias concepciones políticas, uno tiene un partido y entonces quiere poner en primer lugar a su partido, pero todo el movimiento cívico popular, estudiantil, campesino, que ha impulsado esta iniciativa de cambios, no vino de los partidos políticos, vino de los ciudadanos, entonces, en una nueva Nicaragua, con democracia, la ciudadanía tiene que tener un lugar especial”, valoró Dávila.

Pero a su juicio, la propuesta de la Alianza puede ser enriquecida por las organizaciones civiles y políticas que deseen participar con sus aportes y lograr un proyecto de consenso.

“Que digan que están abiertos a escuchar sugerencias como las que ya han surgido, como el caso de la circunscripción popular es muy bueno. La Alianza Cívica ha hecho muy bien en convertirse en una organización permanente y presentar esta propuesta, que una vez completada con aportes del resto de los sectores podría convertirse en un magnifico instrumento para luchar por la democracia en Nicaragua”, concluyó.