• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Desde que el Ministerio de Salud (Minsa) declaró una alerta epidemiológica por el aumento de casos de dengue, Nicaragua ha confirmado casi 3,000 personas afectadas y siete fallecidas a causa de esta enfermedad.

Según el reporte del Minsa, compartido este mediodía por la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, desde el 30 de julio cuando se emitió la alerta epidemiológica, se han confirmado 2,772 casos de dengue, de los cuales la mayoría se han registrado en los departamentos de Managua, Masaya y León, convirtiéndose en los de mayor incidencia en el país.

En lo que va del año 2019 el Minsa reporta un total de 15 personas fallecidas por dengue, de las cuales 12 son menores de edad.

La última muerte por dengue registrada por el Minsa ocurrió el pasado 29 de agosto. La víctima es un niño de siete años originario del distrito VII de Managua, quien estuvo hospitalizado en una unidad de cuidados intensivos, tras haber sufrido fiebre durante cinco días, para finalmente fallecer luego de sufrir un paro cardiorrespiratorio.

Los niños, junto a los adultos mayores y las mujeres embarazadas, son los más vulnerables ante el dengue, según especialistas.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la causa de que los mayores afectados sean menores de edad podría estar relacionada con que representan a una población que ha estado menos expuesta al virus, por ende, carecen de defensas contra esta enfermedad.

Durante el año 2018 solo ocurrieron seis muertes a causa de dengue, actualmente el número casi se triplica en un periodo de menos de nueve meses.

El dengue es una enfermedad infecciosa causada por la picadura del mosquito Aedes aegypti, en Nicaragua el tipo de dengue que está generando complicaciones es el del serotipo 2, considerado uno de los más letales.