• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El Gobierno de Nicaragua remitió a la Asamblea Nacional el Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones entre Nicaragua y la República Islámica de Irán, país señalado de promover el terrorismo y por eso sancionado por Estados Unidos.

Este acuerdo con la nación islámica dice favorecer las inversiones y la explotación de recursos naturales entre ambos países.

Es un convenio “desafortunado para Nicaragua, que en estos momentos esta con problemas serios”, señaló la diputada opositora Azucena Castillo, del Partido Liberal Constitucionalista (PLC).

La legisladora dijo que una alianza de este tipo puede poner al país en “una lista gris”.

“Eso es completamente contrario a la prudencia, buscar inversiones con un país que está señalado de apoyar y financiar al terrorismo, esto va en contra de lo que supuestamente queremos hacer con la Ley Antilavado de Activos y Antiterrorismo, es una contraposición; no sé cómo referirme a eso”, comentó Castillo.

El artículo 1 del convenio señala que el término de inversiones se refiere a cualquier tipo de activos y propiedad del inversionista de una parte en el territorio de la otra parte, de acuerdo con las leyes y regulaciones de cada país.

Se mencionan inversiones en propiedad mueble e inmueble, así como derechos relacionados, acciones y otras formas de participación en compañías, “utilidades, ganancias, dinero y cuentas por cobrar”.

Es un convenio “desafortunado para Nicaragua, que en estos momentos esta con problemas serios”, señaló la diputada opositora Azucena Castillo, del Partido Liberal Constitucionalista (PLC).Archivo/END

También incluye los derechos sobre propiedad intelectual e industrial, como patentes, modelos de utilidad, diseños o modelos industriales, marcas, nombres comerciales y conocimientos, derechos de búsqueda, extracción o explotación de recursos naturales.

Las partes se comprometen a alentar a sus nacionales a invertir en el territorio de la otra parte “y se crearán condiciones favorables para la atracción de inversiones de nacionales de la otra parte”, dice el texto.

“El acuerdo se ajusta a la normativa existente en el Derecho Internacional sobre esta materia, su normativa es muy similar a la acordada en todos los acuerdos que Nicaragua ha firmado y no contradice nuestro ordenamiento jurídico interno”, señala la exposición de motivos sobre este convenio que está en el Poder Legislativo.

Contactos con Irán

El Gobierno explica en la iniciativa que Irán volvió a establecer una representación diplomática en Managua desde el año 2007, después de haberla retirado en 1999, mientras que desde 2008 Nicaragua tiene embajada en esa república islámica.

El acuerdo presentado este martes fue firmado en Teherán el 10 de agosto entre Iván Acosta Montalván, ministro de Hacienda y Crédito Público y Farhad Dejpasand, ministro de Asuntos Económicos y Finanzas de Irán.

El objetivo del convenio es “intensificar la cooperación económica, utilizar los recursos económicos y las facilidades potenciales en el área de inversiones, así como crear y mantener condiciones favorables para las inversiones de los nacionales de ambas partes en cada uno de sus territorios”.

El acuerdo no contiene ni menciona una cooperación de intercambio comercial en el corto plazo, ni productos específicos que le interese a Irán adquirir de Nicaragua, ni viceversa.

Se tiene previsto que el acuerdo se remita este miércoles o jueves a las comisiones de Producción Economía y Presupuesto y a la Asuntos del Exterior de la Asamblea Nacional, que deben consultar y hacer un dictamen para que el convenio sea aprobado por el plenario legislativo.