• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Marcia Damaris Martínez Chavarría, de 17 años se convirtió en la víctima número 26 de muerte materna, informó el Gobierno de Nicaragua.

La adolescente era originaria de Waspam, en el Caribe Norte de Nicaragua.

De acuerdo con el reporte que presentó la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo en su informe de este mediodía, la adolescente presentó a las seis de la mañana varias convulsiones y luego sufrió un paro cardiorrespiratorio.

ARCHIVO/END.

“La joven falleció por diagnóstico de eclampsia, no pudo ser revertido el paro cardiorrespiratorio”, señaló Rosario Murillo, a través de medios oficiales.

La Eclampsia es una enfermedad que afecta a mujeres embarazadas y produce convulsiones, seguida de un estado de coma.

Según el mapa de mortalidad materna del primer semestre de 2019, publicado por el Ministerio de Salud (Minsa), las mujeres menores entre los 30 y 40 años son las principales víctimas de muerte materna.

El año pasado murieron 47 mujeres a causa de muerte materna en Nicaragua, una menos que el año anterior (2017) cuando se contabilizaron 48.

Los municipios donde más mujeres han muerto a causa de muerte materna en lo que va del año son: Jinotega, Las Minas, Bilwi y la Región Autónoma Costa Caribe Sur de Nicaragua, con tres casos cada uno.

De acuerdo con especialistas, las principales causas de las muertes maternas en Nicaragua son las hemorragias durante el embarazo, parto y puerperio, seguidas de la hipertensión durante el periodo de gestación.

ARCHIVO/END.

En lo que va de 2019 la mayoría de casos de muerte materna ocurrieron en casas de habitación y no en centros de salud u hospitales.

Expertos recomiendan tomar en cuenta los síntomas de alarma y que las mujeres no se queden en sus casas de habitación hasta el momento del parto, principalmente si el acceso hasta sus comunidades implica complicaciones en el traslado hacia un centro asistencial.

En los últimos 10 años Nicaragua bajó la tasa de mortalidad materna de 118 por cada 100,000 nacidos vivos a 50,6 por cada 100,000 nacidos vivos, según datos brindados por el Ministerio de Salud (Minsa).