• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Un médico forense del Instituto de Medicina Legal (IML), quien debía decidir si al reo Francisco Hernández Morales lo enviaban a arresto domiciliario a causa de una herida que tiene en su cuerpo, omitió en su informe referirse a esta situación.

La abogada Yonarquis Martínez, defensora de Francisco Hernández, quien enfrenta cargos por violencia psicológica contra su pareja Jaqueline Estrada, denunció que el forense del IML no respondió a la solicitud hecha por la juez que lleva el caso.

"La jueza ordenó al médico forense que examinara a Francisco (Hernández) y que le informará si puede estar o no bajo régimen carcelario, pero el forense se limitó a decir en el dictamen médico que mi representado tiene la herida abierta y que necesita asistencia médica", denunció la abogada Yonarquis Martínez.La consulta al forense fue hecha por la jueza Sexto Especializado en Violencia de Managua, Karla García, quien ordenó examinar al reo, solicitando al forense que le indicara si Francisco Hernández puede estar o no el cárcel.

La solicitud de la jueza Karla García se dio luego de que en la audiencia inicial contra Francisco Hernández, la abogada Yonarquis Martínez pidiera el arresto domiciliar para su representado alegando que en el penal no hay condiciones para estar con la herida de bala abierta.Jaqueline Estrada, esposa de Francisco Hernández / Archivo Francisco Hernández, quien salió de la cárcel en julio bajo la Ley de Amnistía después de haber sido acusado por los delitos de terrorismo y uso de armas restringidas por participar en las protestas antigubernamentales que estallaron el año pasado, fue baleado el 29 de agosto cuando la Policía llegó a capturarlo a la casa de su mamá después de recibir vía telefónica una denuncia por maltrato contra su esposa.

Fiscalía se interpone a mediación

Jaqueline Estrada expresó a la abogada Yonarquis Martínez su intención de mediar con Francisco Hernández, sin embargo, la representación del Ministerio Público se opuso diciendo que lo único que aceptan es un acuerdo condicionado.

"Yo quiero mediar", manifestó en voz alta la víctima, pero la fiscal rechazó esa petición alegando que el Ministerio Público es quien decide si sigue o no con la acusación.El acuerdo de mediación le permitiría a Francisco Hernández poner fin al proceso judicial sin manchar su récord judicial con un antecedente penal, mientras que con el acuerdo condicionado, el acusado tendría que declare culpable del delito imputado.

El acuerdo condicionado también obliga al juez de la causa a poner una condena que suele ser la mínima por el delito imputado y a cambio el reo confeso recibe el beneficio de suspensión de ejecución de sentencia; es decir que cumple la condena en libertad, bajo una serie de condiciones que le son establecidas en la sentencia condenatoria.

La jueza Karla García programó el juicio contra Francisco Hernández para el próximo 23 de septiembre.