•  |
  •  |

El Ministro de Salud, Guillermo González, precisó que ya son 105 afectados en el país, de los cuales 55 han sido dados de alta por presentar excelentes condiciones de salud, por lo que ya no representan amenaza de contagio. Por lo anterior, el funcionario explicó que "en el país tenemos más casos dados de alta que enfermos".

El funcionario indicó que de los 105 casos, 82 se encuentran en Managua, ocho en León, cuatro en Masaya e igual cantidad en Granada, tres en Carazo, dos en Jinotega, uno en Chontales y uno más en Masatepe. "Casi el cien por ciento están en buen estado general de salud", precisó González.

De acuerdo al ministro, siete de los enfermos son extranjeros que fueron localizados en el sistema de vigilancia del aeropuerto o debido a que los familiares les brindaron información oportuna y los convencieron de visitar los hospitales para su recibir el tratamiento correspondiente. "A estas personas les hemos les hemos respetado el derecho que tienen a la salud", ya que el ministerio no discrimina, manifestó González, quien agregó que es importante tomar en consideración que junio y julio son meses en los que ingresan una cantidad significativa de  extranjeros a Nicaragua, por lo que se les debe brindar la información necesaria del virus y las medidas preventivas.

Asimismo, González expresó que a partir de la siguiente semana las autoridades sanitarias iniciarán las visitas a los centros de concentración pública, como cines, restaurantes, teatros, discotecas, entre otros, para compartir otras medidas que ayuden a prevenir la transmisión del virus. Para el ministro, los nicaragüenses pueden aprender a convivir con este virus en la medida que practiquen las medidas sanitarias necesaria para evitar su propagación.

González hace un llamado a las madres y los padres de familia para que conversen con sus hijos y hagan hincapié en respetar todas las medidas de prevención de esta enfermedad, especialmente en tiempos de vacaciones de medio año. Finalmente el ministro solicita mayor cuidado de todas las personas que representan mayor vulnerabilidad como aquellas que padecen enfermedades crónicas como diábetes, asma, personas con cáncer, afectados con VIH Sida, y pide que las mujeres embarazadas se realicen un chequeo prenatal más continuo para evitar el contagio.