• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Dionisio Palacios, quien fue director general de Cedulación del Consejo Supremo Electoral (CSE) entre los años 1995 y 2000, dice a El Nuevo Diario que adelantar las elecciones del 2021 significaría “hacerle un favor” al actual gobierno.

“Ya no habría tiempo para preparar nada, no habría suficiente tiempo para la aplicación de las reformas, ya que el Gobierno ni siquiera las ha aceptado; entonces debe haber tiempo para garantizar que estos comicios sean confiables, transparentes, competitivos y observados. De lo contrario, no nos engañemos, se seguiría cometiendo fraude”, advierte Palacios en esta entrevista.

EL GOBIERNO DE NICARAGUA APARENTEMENTE ESTÁ ABIERTO A REALIZAR REFORMAS ELECTORALES. ¿QUÉ CAMBIOS SON URGENTES EN EL SISTEMA ELECTORAL NICARAGÜENSE?

Esta es la oportunidad de eliminar la reelección. Si esa puerta no la cierran, estoy seguro que el señor (Daniel) Ortega puede tener la tentación de reelegirse. Se deben cerrar las puertas en forma definitiva a la reelección, porque las reelecciones en países pequeños son el embrión de las dictaduras. Entonces, para futuras elecciones tiene que haber ciertas condiciones.

¿QUÉ CONDICIONES TENDRÍA QUE HABER?

Hay condiciones mínimas que, desde luego, arrancan con la seguridad y confianza, la certeza de que se cumpla lo que se acuerde y reforme. En el contexto que vive Nicaragua, parte de las condiciones deberían ser liberar a los más de 130 presos políticos para que haya confianza, para que se restituyan los derechos y la misma institucionalidad del país. Sin seguridad para circular, ¿cómo podrán hacer propaganda los partidos que se suscriban en esa elección? Eso no puede seguir así, tiene que haber cambios para que la ciudadanía tenga la confianza. Unas elecciones sin garantías, sin respeto a la Constitución y las leyes son un papel mojado, un gasto más en el país que nos va a llevar a más sufrimiento con los desmanes de este gobierno. Para mí, estas son premisas básicas antes de llegar a las reformas.

DE LAS REFORMAS ELECTORALES PROPUESTAS, ¿QUÉ SUGIERE TOMAR EN CUENTA?

La reforma electoral debe incluir varias cosas, desde el cambio del presidente del Consejo y los magistrados, hasta las Juntas Receptoras de Votos. Además, de los puntos que ya te expuse, también se debe tomar en cuenta las propuestas de los representantes de partidos políticos. Me parece que estos procesos deben ser abiertos. Otro de los puntos que se debe considerar es una auditoría al sistema de transmisión que se está utilizando. Hemos visto que en los países del ALBA están usando un software de transmisión de datos electorales que cambia resultados; no dudaría que en Nicaragua esté sucediendo lo mismo. También, este sistema debe ser auditado y veo que se está hablando poco de ese tema.

HAN PROPUESTO DESPARTIDIZAR LA ESTRUCTURA ELECTORAL. ¿CÓMO SE PUEDE LOGRAR?

Eso depende de las autoridades electorales que asuman el poder. Puede haber diferentes formas y existen organizaciones profesionales de la sociedad civil, de estudiantes, de mujeres que también podrían colaborar.

“Ya no habría tiempo para preparar nada, no habría suficiente tiempo para la aplicación de las reformas, ya que el Gobierno ni siquiera las ha aceptado. Jorge Ortega/END¿CUÁL SERÍA EL PORCENTAJE IDEAL PARA QUE EN NICARAGUA UNA PERSONA PUEDA SER ELECTA COMO PRESIDENTE?

Lo ideal sería el 45% o 50% para que se gane una elección. Yo mantendría el 50% o 51%, si se da un empate de un porcentaje menor tendrían que ir a segunda vuelta, no importan los gastos si es para evitar que se vuelva a formar una dictadura en Nicaragua. Además, es una garantía de un proceso electoral. La observación electoral también es fundamental, principalmente, los organismos dedicados a este fin, tales como la OEA, Centro Carter, Unión Europea y algunos nacionales. Otros aspectos a tomar en cuenta son las funciones que se le deben otorgar a los observadores, no solo es que se cambie de acompañamiento a observación electoral. Trabajé unos 8 años con la OEA en elecciones del subcontinente y cuando nosotros íbamos a observar unas elecciones en un país se firmaba un protocolo de responsabilidad y obligaciones de los observadores, que nos decía a qué tiene derecho el observador. De nada sirve un montón de observadores si cuando intentan hacer su trabajo les cierran las puertas a la hora del cómputo, a la hora de trasladar el material; entonces, sería muy poca la función que podrían realizar como observador, por eso es que todo eso tiene que garantizarse con los convenios de observación que deben sustentarse con los organismos internacionales, antes que sean acreditados como tales en el país.

EN EL TEMA DE LA COMPETENCIA ELECTORAL ¿DE QUÉ FORMA SE TENDRÍAN QUE AJUSTAR LOS REQUISITOS QUE LE SOLICITAN A LOS MOVIMIENTOS O AGRUPACIONES, PARA QUE PUEDAN CONFORMARSE COMO PARTIDO POLÍTICO?

Hay partidos con tradición y los nuevos movimientos pueden ir en uno de estos. Creo que eso no conviene porque algunas personas optarían por no votar, porque desde mi punto de vista esto generaría desconfianza; entonces, ¿por qué no permitirles organizar su propio partido? No le veo el temor a tener más partidos, en Nicaragua ha habido elecciones hasta con 30 partidos, que ideológicamente fue por la dispersión política y porque tenemos políticos electoreros y no políticos de ideología.

¿SE DEBERÍA REFORMAR TAMBIÉN LA DISCRECIONALIDAD QUE SE LE DEJA AL CSE EN CUANTO A DECIDIR CUÁL LLENA REQUISITOS PARA SER PARTIDO POLÍTICO Y CUÁL NO?

Hay varias cosas que deben descentralizarse del Consejo. Se lo digo como exdirector de Cedulación que fungió por varios años; por ejemplo, se demostró al final que no está funcionando como manda la ley, no por error del funcionario a cargo de esas elecciones, sino que por mando superior del CSE. Por ejemplo, cómo se puede responsabilizar al director de Cedulación sobre el resultado de la entrega de cédulas, cuando la fábrica no está subordinada al director nacional de Cedulación. Eso fue parte de las contradicciones en las que entré en mi período, porque los magistrados llevaban expedientes, se hacían cédulas que ni pasaban por la dirección de Cedulación. ¿Qué auditoria podían hacer al director de Cedulación si había puentes para llegar a eso? Entonces, creo que debemos ser ordenados en la vida. De unos años para acá la cedulación se volvió gratuita, pero a los opositores se les dificulta. En estas elecciones tendríamos que analizar cuánta gente se ha ido por persecución, cuánta gente de la que sigue siendo perseguida no ha podido tramitar su cédula, pues negarles su documento de identidad es darle una muerte civil y me atrevería a decir que por lo menos medio millón de nicaragüenses se encuentran en esa situación.

¿SE DEBERÍA INCLUIR EN LAS REFORMAS ELECTORALES EL TEMA DEL VOTO EN EL EXTERIOR?

Debe trabajarse, sin embargo, nunca quisieron abrir esa posibilidad de dejar votar a ese nicaragüense que se fue a buscar una mejor vida, cuando están manteniendo la mayor parte del presupuesto que recibe cada año el país. Se tendría que luchar por la cedulación de los nicaragüenses que por diferentes razones se han tenido que ir del país, para que puedan ejercer su derecho al voto, como en muchos países del sur, que se les permite ejercer su derecho al voto desde consulados y embajadas.

Dionisio Palacios dice a El Nuevo Diario que adelantar las elecciones del 2021 significaría “hacerle un favor” al actual gobierno. Imagen referencial/ Oscar Sánchez/END

¿QUÉ LE RECOMENDARÍA A LA ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS (OEA), LA ÚNICA ORGANIZACIÓN CON LA QUE EL GOBIERNO HA ACEPTADO HABLAR SOBRE REFORMAS ELECTORALES?

He llegado a señalar casi 32 ventanas que ha utilizado el Consejo para materializar fraudes, sin embargo, al final terminan diciendo que eso es secundario. Algunas de las cosas que han sucedido es que las urnas van preñadas a las juntas receptoras de votos, hay ciudadanos que votan más de una vez, la entrega de boletas de más en cada junta, la falta de entrega de los padrones electorales junta por junta. Además, auditorías en la producción de las boletas y actas, para que las copias puedan realizarse bien y que cada fiscal tenga manera de demostrar sus reclamos con documentos legibles; también tendría que ser público el lugar donde van a votar los militares, para evitar que voten varias veces; se debe sumergir el dedo en una tinta que especifica la Ley Electoral. Además de las reformas, se tendría que velar porque no se sigan dejando abiertas esas ventanas que el Consejo ha utilizado para materializar esos fraudes.

¿CON TODOS ESOS CAMBIOS, SE PODRÍAN REALIZAR ELECCIONES ADELANTADAS?

Ya no veo tiempo para elecciones adelantadas, pues, eso sería hacerle un favor al Gobierno porque ya no habría tiempo para preparar nada. De realizarse en el 2021 tendría que trabajarse con gente con capacidad en temas electorales, con conocimiento de la ley y sus reformas, para que pueda darse la mediana garantía de que esas elecciones van a tener un resultado positivo y que va a haber un cambio en el país, que van a ser confiables, transparentes, competitivas y observadas. De lo contrario, no nos engañemos, se seguiría cometiendo fraude.