• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El voto de los nicaragüenses en el exterior está contemplado en la actual Ley Electoral, pero ha faltado voluntad política para que sea realidad, manifestó este viernes José Pallaís, miembro del consejo directivo de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD).

“El voto es viable porque ya es ley, lo que no ha existido es voluntad política del Gobierno para implementarlo. Hay condiciones de poder hacerlo en los consulados y embajadas en el extranjero”, indicó Pallais, quien aseguró que puede implementarse aprendiendo de las experiencias de otros países que lo hacen.

El artículo 122 de la Ley 131 o Ley Electoral señala que la Constitución establece el derecho al sufragio de “todos los nicaragüenses”.

En el inciso cuarto de ese artículo se exige la “elaboración de un registro por el Consejo Supremo Electoral (CSE) que permita determinar e inscribir el número de ciudadanos nicaragüenses residentes en el exterior con derecho a voto”.

“Ya muchos países lo han puesto en práctica, esa experiencia se puede perfectamente aprovechar, la experiencia se puede replicar, todo está en dependencia de la presión que nicaragüenses en el territorio nacional, extranjero, de movimientos sociales y miembros de la Alianza”, afirmó Pallais.

Más de 800,000 nicaragüenses viven en EE. UU. y Costa Rica, pero no pueden votar en esos países.  Archivo/ENDCarlos Duarte, secretario nacional de capacitación política del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), coincidió con Pallais en que, a la fecha, ha faltado voluntad política para que los nicaragüenses en el extranjero puedan votar.

¿POR QUÉ NO SE HA LOGRADO?

“Existe cedulación, pero el proceso de no aperturar (el voto en el extranjero) ha sido la falta de interés del Gobierno, sabe que ese voto en el exterior no es a favor de ellos”, manifestó Duarte.

La fuente hizo hincapié en que este tema sobre nicas que voten en el exterior no es nuevo, pero en esta ocasión, por el contexto sociopolítico existente y la presencia de la Organización de Estados Américanos (OEA), no debería ser imposible ni difícil.

Pallais y Duarte mencionaron que la idea con la reforma electoral es que voten todos los nicaragüenses donde haya un consulado o una embajada.

Dijeron que no se limitarían únicamente aquellos países donde hay gran presencia de nicas, como España, Costa Rica, Panamá y Estados Unidos.

Diáspora Nica

En abril de 2018, cuando apenas surgían las manifestaciones, el Instituto Nacional de Estadística de España registraba 30,000 nicaragüenses. En ciudades como Zaragoza y Bilbao se concentran núcleos importantes de nicas.

Mientras tanto en Costa Rica, para mayo de 2018 las autoridades de ese país indicaban que unos 400,000 nicaragüenses estaban radicados allí.

No obstante, organizaciones no gubernamentales calculaban que la cifra podía ser mayor.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) estima que a un año de crisis en Nicaragua, más de 80,000 nicaragüenses abandonaron el país, de esos la mayoría estaban en Costa Rica.

Entre el 2010 y 2014 el Servicio Nacional de Migración de Panamá (SNM) contabilizó a 11,745 nicaragüenses que lograron obtener permisos migratorios.

Los nicas recibieron carnet que les brindaba residencia para vivir entre 2 a 10 años en esa nación.

En 2010, el censo de EEUU indicó que los nicaragüenses eran la décima población más grande de hispanos y la cuarta población centroamericana más grande en ese país, en total eran 348,202.

De esos, más de dos tercios residían en los estados de California y la Florida. En este último, el 90% habitaba en el área metropolitana de Miami. El condado de Miami-Dade era el hogar del 30% de los nicaragüenses.

En California, la población se concentra mayormente en el área del Gran Los Ángeles y de la bahía de San Francisco, también se concentra población nicaragüense en el área metropolitana de Riverside-San Bernardino-Ontario y las ciudades de Sacramento, San Diego y San José.

En Nicaragua se plantea una reformal al sistema electoral y vuelve a salir a discusión el voto en el extranjero.  Archivo/END

Pese a que no hay cifras exactas de cuántos compatriotas están distribuidos por el mundo, Pallais mencionó que la importancia de su voto es ayudan a sostener la economía del país.

Por su parte, Duarte mencionó que estos votantes son importantes no solo por el aspecto económico, sino por lo político, porque de esto dependerá si deciden retornar.

“Muchos nicaragüenses puedan regresar y tener una vida normal, se tiene que tener consideración en el voto, por eso nosotros como partido estamos enfocados en esto, como uno de los puntos medulares que estamos planteado en la reforma electoral “, concluyó Duarte.