• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, responsabilizó a las autoridades del departamento de León, en conocimiento con el gobierno central, por el ataque de motorizados que le dispararon balines con armas hechizas después de ser retenido por la Policía Nacional, en las afueras de la ciudad de León.

Aguerri denunció que en el ataque, él conducía el auto e iba en compañía de tres personas.

Lo acompañaba el comentarista Jaime Arellano; Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) y primer vicepresidente del Cosep; y Álvaro Vargas, vicepresidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic).

Cabe mencionar que Aguerri, Vargas y Healy son parte de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), como representantes del sector privado.

“Fue una operación orquestada a través de las autoridades departamentales, una situación que es conocida por las autoridades centrales. Es una realidad que tiene que ver con la decisión del Gobierno de ir en dirección contraria a lo que la mayoría de los nicaragüenses queremos”, señaló Aguerri.

El presidente del Cosep dijo que acompañaron al periodista Aníbal Toruño, quien después de nueve meses en el exilio, regresaba a su casa en León.

Narró que después de ir al cementerio junto con Toruño, quien enfloró la tumba de sus padres, se disponían a salir de la ciudad de León, momento en el que la policía los retuvo y los atacaron unos motorizados.

Foto que compartió en su cuenta de Twitter José Adán Aguerri sobre el balín que traspasó el vidrio de su auto. Cortesía/END

“Fuimos retenidos por policías de la ciudad de León, quienes no solo pidieron nuestros documentos, nos obligaron a bajarnos del vehículo porque querían hacer una revisión de todo el auto. Ese momento fue aprovechado para darle tiempo a turbas en motos que llegaron al punto donde estábamos”, narró Aguerri.

El presidente del Cosep señaló que los motorizados empezaron a atacarlos de forma verbal.

“Esas turbas empezaron a golpearnos, a insultarnos, a gritar que íbamos a recibir disparos. Nos dijeron que teníamos que pagar por todo lo que se había cometido en el intento fallido, la famosa narrativa que utiliza el gobierno”, señaló Aguerri.

Posteriormente, los motorizados iniciaron a tirar piedras y batazos.

Aguerri dijo que en ese instante le reclamaron a la policía por ignorar el ataque de los motorizados, pero las autoridades no respondieron a la petición de protección.

Traspasó una piedra en el vidrio frontal del auto de José Adán Aguerri. Cortesía/END“Estas turbas tuvieron el tiempo suficiente, producto de que la misma policía no nos devolvía los documentos que nos pidió en el retén”, explicó Aguerri.

Denunció que algunas personas que lo acompañaron resultaron golpeadas.

La tensión aumentó cuando una piedra atravesó el vidrio del auto.

En ese momento, los retenidos decidieron subir al auto e irse para salvaguardar sus vidas.

“Estas personas se iban acercando, nuestras vidas corrían peligro. A pesar de que la policía decía que no nos moviéramos, viendo que nuestras vidas corrían peligro, tuvimos que salir del lugar. En ese momento escuchamos un ruido en el vidrio, en la zona del conductor. Posteriormente constatamos que con armas hechizas nos dispararon con un tipo de balines que gracias a Dios no nos hirieron”, narró el presidente del Cosep.

Aguerri compartió fotos en sus redes sociales en las que se aprecia una piedra en el asiento del conductor y un balín que traspasó el vidrio frontal de su auto.

“Ya en un lugar seguro, pudimos constatar que en el vidrio del conductor entró un balazo y el balín lo encontramos en el asiento del conductor”, tuiteó Aguerri.

El presidente del Cosep dice que como personas involucradas en sectores claves del país, seguirán trabajando para una salida pacífica de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua.

Dijo que buscarán una paz en la que no se utilicen piedras ni balines.

“Es triste que después de abril de 2018, las autoridades no entienden que en Nicaragua, no solo viven los de un sector, en Nicaragua vivimos nicaragüenses que tenemos distintas formas de pensar”, señaló.

El presidente del Cosep señaló que en los próximos días realizarán una denuncia que estará a cargo de sus abogados para que las autoridades investiguen a los policías que les correspondió el retén y a las personas que realizaron el ataque.

Aguerri dijo que también compartieron la denuncia ante organismos internacionales como Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ONU y a organismos empresariales a nivel global.

José Adán Aguerri brinda conferencia de prensa sobre ataque en León. Orlando Valenzuela/ENDPor su parte, Aníbal Toruño agradeció el respaldo de los miembros de la Alianza Cívica y del Cosep, quienes le acompañaron a su casa y luego a la radio Darío.

Dijo que nunca imaginó que su regreso al hogar terminaría con un ataque que involucró a otras personas.

“Queda documentado que León sigue peligroso a estas alturas. Prevalece el odio, Hay personas que pudieron perder la vida en este incidente que demuestra que hay paramilitares ”, señaló Toruño.

El periodista dejó claro que trabajará en la reconstrucción de radio Darío y animó a sus trabajadores a seguir informando a los radioyentes.