• |
  • |
  • Edición Web

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, los empresarios Michael Healy y Álvaro Vargas, además del empresario radial, Aníbal Toruño, y el comentarista Jaime Arellano denunciaron el sábado un operativo de asedio, intimidación, persecución y hasta disparos de balín en su contra, cuando llegaron a León.

Las cinco personas se movilizaron de Managua a León, la mañana del sábado, para visitar las instalaciones de radio Darío y la casa de Toruño, quien volvió del exilio esta misma semana, y el cementerio de Guadalupe, pero sufrieron los ataques.

“Fue orquestado (el atentado) por las autoridades departamentales y eso es una situación que, como ustedes saben, generalmente son conocidas por parte de las autoridades centrales, así que esto es una realidad que tiene que ver con el Gobierno”, dijo Aguerri en conferencia de prensa.

Aguerri sostuvo que en un primer momento lo retuvo un grupo de hombres armados con bates y piedras, quienes atacaron su vehículo. En ese instante, afirmó, tuvo la sensación de que a él y sus acompañantes los iban a matar.

“Esa fue la sensación que nosotros tuvimos en el momento en que se nos fue rodeando por esta gente y cuando los policías estaban pasivos mientras golpeaban y tiraban piedras”, dijo Aguerri.

En el vehículo viajaban Aguerri, Arellano, Healy y Vargas.

Aguerri precisó que en el vidrio de su puerta entró un balín metálico que dispararon e impactó en su asiento.

En el vehículo también hay evidencia de pedradas en el vidrio delantero, la puerta del copiloto y algunas abolladuras en la carrocería, producto de batazos propinados por los atacantes.

“El discurso de odio se convirtió en lo que vivimos después”, declaró Aguerri.

El presidente del Cosep relató que el ataque sucedió luego de que acompañaron a Toruño en el viaje a León.

Toruño es propietario de radio Darío.

La visita a León incluyó una parada en el cementerio de Guadalupe, donde Toruño estuvo en la tumba de su padre.

Poco después, la Policía Nacional los detuvo en un retén a la salida de la ciudad y pidieron los documentos a sus ocupantes.

La llegada de las turbas

Aguerri relató que los obligaron a bajar a todos para revisar el interior del carro.

Ese tiempo, dijo Aguerri, permitió la llegada de los fanáticos del Gobierno.

“En cuanto llegaron, nos empezaron a insultar”, afirmó Aguerri, quien agregó que hubo amenazas de disparos contra ellos.

Los miembros del Cosep y de la Alianza Cívica, acompañados de Jaime Arellano y Aníbal Toruño, en una conferencia luego del ataque sufrido en León. Orlando Valenzuela /END“Nos decían que debíamos pagar por participar en el supuesto golpe de Estado”, continuó Aguerri.

Una de las piedras arrojadas por los atacantes cayó entre Arellano y Aguerri, aseguró este último.

A pesar de que la Policía les decía que no se fueran del retén, Aguerri dice que decidieron salir porque se sentían en peligro ante la presencia de los fanáticos progubernamentales y las nulas acciones de los agentes del orden.

Al momento de arrancar el vehículo es que un balín metálico entró por la ventana del copiloto, denunció Aguerri.

“La Policía estaba allí como que no pasaba nada”, afirmó el presidente del Cosep.

“Queremos la paz”, gritaban atacantes

Aseguró que los agresores decían: “Queremos la paz”, al mismo tiempo que los atacaban.

Arellano dijo que el ataque fue planeado, ya que una de las personas que conformaban el grupo de agresores los señaló a cada uno.

“La Policía se prestó a detenernos y en ese momento llegaron más de 30 armados”, describió Arellano.

El comentarista afirmó que uno de los policías, ante el ataque a pedradas y batazos, pidió a los agresores que dejaran de arrojar piedras, pero no le hicieron caso.

“Si nos quedábamos, nos mataban. El odio era escalofriante y sentí que hubo intención de matar a José Adán”, declaró Arellano, quien aseguró que uno de los fanáticos dio la orden de detener el carro en el que viajaban.

Denunciarán

Aguerri informó que el atentado será denunciado la próxima semana, aunque sin precisar ante cuál instancia nacional.

Asimismo, mencionó que el caso ya ha sido expuesto a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, a la oficina para los Derechos Humanos de la ONU y ante otros organismos en el exterior.

“Las autoridades saben quiénes son los policías que estaban en el retén y quiénes eran las turbas”, declaró el presidente del Cosep.

Fuerte despliegue en León

En León, por la mañana, los pobladores notaron que tanto las instalaciones de radio Darío como la casa de Toruño amanecieron con pintas amenazantes, como “Plomo” o “golpista”.

Una piedra de gran tamaño arrojada por los fanáticos del Gobierno y que por suerte no hirió a los que iban en el vehículo. Orlando Valenzuela /END

“El odio hay que irlo olvidando en Nicaragua. Perdoné a quienes atacaron y quemaron la radio Darío, le di vuelta a la hoja, que sea el Señor el que al final decida, el que al final determine”, dijo Toruño ante las amenazas.

La casa del empresario radial estaba rodeada por policías desde en la mañana, tras conocerse que luego de nueve meses Toruño iba a visitar León.

El empresario radial reiteró que, como nicaragüense y como leonés, rechaza las pintas de odio.

“Creo que son la minoría (quienes amenazan), creo que son muy pocos”, expresó Toruño tras su llegada a su ciudad natal.

Toruño afirmó que sabía del peligro que corría por volver a León, pero aun así decidió hacer el viaje y agradeció a Aguerri, Healy, Vargas y Arellano por mantenerse a su lado.

“Voy a enviarle un mensaje inclusive a las autoridades de León, esta es mi ciudad, este es mi León, aquí nací, aquí voy a seguir viviendo, aquí voy a seguir luchando, lucharé con mis manos, con mi pensamiento, con mis ideales y principios”, dijo Toruño.

Luego de ingresar a su empresa radial, Toruño se dirigió al cementerio de Guadalupe, para enflorar la tumba de sus familiares, pero tuvo que abandonar el lugar debido al asedio de parapolicial.

Por la ciudad circulaban alrededor de 200 motorizados (dos en cada moto). Inicialmente se concentraron en las afueras de la casa de Toruño, en el barrio Zaragoza, y posteriormente se dirigieron al cementerio Guadalupe.

Juan Sebastián Chamorro denuncia asedio policial

"Asedio policial en Villa Libertad, donde nos encontrábamos con pobladores. Hoy fue día de acoso y violencia en Masaya, León y Managua. Repudiamos particularmente la complicidad de la Policía con las turbas violentas al ataque contra José Adán, Michael Healy, Álvaro Vargas y Jaime Arellano", declaró Juan Sebastián Chamorro en twitter. La denuncia la acompañó con un video en el cual se ve a policías frente a una casa donde opositores estaban reunidos. Chamorro informó antes que este sábado 7 de septiembre inició una campaña de enarbolar la bandera nacional como forma de protesta en el mes de la Patria en Nicaragua.