• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Michelle Bachelet, jefa de la Oficina del Alto Comisionado para Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (Oacnudh) se reunió este miércoles con siete manifestantes excarcelados de Nicaragua y familiares de personas asesinadas en el contexto de las protestas sociales.

En el encuentro estuvieron presentes, además de Bachelet, la delegada de la ONU Liliana Díaz, la representante de la Asociación de Madres de Abril (AMA), Josefa Meza, madre del manifestante asesinado Jonathan Morazán y los excarcelados Amaya Coppens, Bayron Estrada, Jonathan López, Victoria Obando, Edwin Carcache y la periodista Lucía Pineda Ubau.

El manifestante Jonathan López, detalló a El Nuevo Diario que durante el encuentro denunciaron las represalias que el Gobierno de Nicaragua sigue cometiendo contra la disidencia nicaragüense, que demanda libertad, justicia, democracia, cumplimiento de acuerdos firmados durante el diálogo, la reanudación de negociaciones y elecciones libres, justas, transparentes y observadas.

Los opositores también expusieron ante Bachelet las amenazas que sufren los encarcelados, la falta de justicia a las víctimas de la represión, las nuevas encarcelaciones de manifestantes, el asedio contra periodistas y defensores de derechos humanos, la situación de los exiliados nicaragüenses y la represión contra campesinos y opositores.

Por su parte, Josefa Meza solicitó en nombre de todas las madres de la Asociación de Madres de Abril (AMA) que les ayuden a encontrar justicia para sus parientes, a quienes asesinaron por protestar contra el Gobierno de Nicaragua.

De acuerdo con las personas que participaron en la reunión, Bachelet se mostró preocupada por la situación que viven los nicaragüenses desde abril del año pasado.“Ella se mostró preocupada por la situación y dijo estar dispuesta en seguir de cerca el tema de Nicaragua. A como lo expresó en la presentación del informe sobre Nicaragua está trabajando en apelar para que el Gobierno respete los derechos humanos, retome las sendas del diálogo y les permita como organismo internacional de derechos humanos regresar al país”, afirmó Jonathan López.