• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El Comité de Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) pidió públicamente al Estado de Nicaragua entregar de inmediato la materia prima que retiene desde hace más de un año a El Nuevo Diario y La Prensa.

“Las autoridades de Nicaragua deberían entregar inmediatamente la materia prima y tinta que pertenece a los periódicos La Prensa y El Nuevo Diario”, dijo el CPJ este miércoles.

Natalie Southwick, coordinadora del CPJ para Centroamérica y Sudamérica, sostuvo que el Gobierno de Nicaragua trata de “estrangular abiertamente a periódicos como La Prensa y El Nuevo Diario, sin ninguna causa”, al no entregarles sus insumos para seguir produciendo sus ediciones impresas.

“Las autoridades de Aduanas deben entregar los insumos que retienen y permitir que los periódicos continúen con su vital rol de informar al público”, dijo Southwick.

El Nuevo Diario y La Prensa son los dos periódicos de mayor circulación en Nicaragua y han denunciado que desde agosto del año pasado la Dirección General de Aduanas (DGA) les retiene una serie de insumos por los cuales ya pagaron los impuestos correspondientes.

El CPJ recordó que los tribunales especializados han ordenado a la DGA entregar esos productos a El Nuevo Diario y La Prensa, sin que se haya cumplido la orientación.

“Pagamos todo lo que se debe pagar. Hemos hecho todo lo que se debió hacer, pero todavía no nos entregan todos los insumos. No hay razón ni legal ni técnica… Este es un ataque abierto contra las libertades de prensa y expresión”, dijo al CPJ el director editorial de El Nuevo Diario, Douglas Carcache.

Este año, la DGA entregó a El Nuevo Diario una pequeña porción de papel, lo que le permite seguir circulando en versión tabloide, recordó el CPJ.

La medida, sin embargo, sigue siendo insuficiente, puesto que El Nuevo Diario debió recibir todos los insumos por los cuales ya ha pagado los respectivos impuestos.

En el caso de La Prensa, su jefe de redacción, Eduardo Enríquez, dijo al CPJ que no les devolvieron ningún insumo.

La DGA retiene a La Prensa 92 toneladas de papel y el periódico sigue circulando en versión impresa con sus últimas reservas.

Según Enríquez, eso los obligó a reducir la cantidad de páginas del periódico y a reducir en 65% el personal del periódico.

El Nuevo Diario y La Prensa son los dos periódicos de mayor circulación en Nicaragua. Archivo/END

En caso de que ese periódico no obtenga los insumos, se verán a forzados a cerrar la edición impresa y a recortar más su personal, declaró Enríquez al CPJ.

SIP ha condenado

En enero de este año, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) se pronunció condenando la acción tomada por parte de las autoridades nicaragüenses de retener la materia prima utilizada para imprimir los periódicos El Nuevo Diario y La Prensa, calificándola como “censura administrativa”.

“La SIP condena la censura administrativa impuesta por el Gobierno de Nicaragua contra La Prensa y El Nuevo Diario, al retener la entrega de insumos para la publicación de ambos periódicos. Al mismo tiempo pide al Gobierno explicar de manera transparente las razones por las que impide el acceso a la materia prima y pone en riesgo la operatividad de los diarios”, expresó la Sip a través de un comunicado emitido en enero.

“La censura indirecta es el mecanismo acostumbrado del régimen del presidente Daniel Ortega, exactamente igual al utilizado por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro”, lamentó María Elvira Domínguez, presidenta de la SIP.

Aseguró que ello busca “coartar a los medios de comunicación, imponiéndole trabas en la adquisición de los insumos necesarios para producir sus publicaciones”.

Una delegación de la SIP visitó Nicaragua en junio de este año y durante esa visita también demandó la entrega de la materia prima a los dos diarios.

En ese entonces, el director ejecutivo de la SIP, Ricardo Trotti, dijo que continuarían denunciando a nivel internacional y reclamando al Gobierno de Nicaragua la devolución de equipos confiscados a medios de comunicación independientes, garantías para el retorno de los periodistas exiliados, el cese de campañas de difamación, la entrega de las materia prima de los periódicos, que permanece retenida en Aduana y, principalmente, respeto total a la libertad de prensa.

En octubre pasado la asamblea general de la SIP en Argentina ya había condenado la retención de papel, tinta y otros insumos a El Nuevo Diario y La Prensa, por parte de la Dirección General de Aduanas (DGA).

El CPJ recordó que los tribunales especializados han ordenado a la DGA entregar esos productos a El Nuevo Diario y La Prensa. Archivo/END

Por su parte, la organización Poetas, Ensayistas y Novelistas (PEN internacional), se pronunció este mes exhortando al Gobierno a la devolución de la materia prima retenida en Aduana.

“El hostigamiento a diarios como El Nuevo Diario y La Prensa ha sido calificado como 'censura de facto’ por periodistas, forma parte de la ola de represión en contra de la prensa independiente desatada por el intento de controlar violentamente las protestas en abril de este año”, señaló PEN Internacional.