• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El adolescente Marco Rogelio Calero Espinoza, de 14 años, quien ayer fue encontrado muerto en la Laguna de Masaya, falleció por sumersión, según un comunicado emitido este jueves por la Policía Nacional.

Marco Calero había sido reportado como desaparecido el pasado martes y su cuerpo fue encontrado la mañana del miércoles entre unas rocas en el sector conocido como bajadero de las cruces de la Laguna de Masaya.

De acuerdo con el comunicado policial, la doctora Ángela Lucía Centeno, forense del Instituto de Medicina Legal (IML) emitió un dictamen médico que indica que el adolescente Marco Calero falleció por sumersión (ahogamiento).

De acuerdo con el comunicado de Medicina Legal citado por la Policía Nacional, el cuerpo de Marco Calero no presentaba signos de violencia.

El cadáver ha sido entregado a los familiares de la víctima, quienes hasta el momento no se han referido al caso tras el hallazgo del cadáver.

Según la Policía el pasado martes Suyen de los Ángeles Espinoza Vásquez, madre del adolescente, reportó la desaparición de su hijo ante la delegación policial de Masaya, asegurando que este no regresó tras salir el día lunes nueve de septiembre a las 08:30 de la mañana para ir a la casa de un compañero de clases junto a otros dos estudiantes.

Laguna de Masaya / Imagen referencial Desde el lunes que el adolescente salió de su casa nadie más lo vio hasta este miércoles que lo encontraron muerto.

De acuerdo a un primer comunicado publicado ayer en el sitio web de la Policía Nacional, el hallazgo del cuerpo de Marco Calero fue reportado por un ciudadano a través de una llamada telefónica a la estación policial de Masaya.

Familiares, amigos, bomberos, comunitarios, profesores y compañeros de clases habían participado en la búsqueda del adolescente, cuyo cuerpo al ser encontrado fue reconocido por su madre.